Creatividad y autoestima de los alumnos


Autor: Anónimo

Desde el área de educación, en las escuelas básicas, se abordó la investigación desde la perspectiva enseñanza-aprendizaje, con el objetivo de responder a nuestra interrogante “Los estilos de enseñanza influyen en la creatividad y autoestima de los alumnos”.

La muestra estuvo compuesta por 60 estudiantes de enseñanza básica, algunos de origen mapuche, la totalidad de sector urbano divididos en dos grupos, cada uno dependiente de un tipo de profesor, el primero, pertenece a una escuela particular subvencionada y el segundo a una escuela municipal, los cuáles se determinaron previa observación en nuestras prácticas pedagógicas y se confirmó su estilo con una pauta determinada con criterios de evaluación, lo que nos permitió trabajar con un docente de estilo autoritario y con uno de estilo democrático los alumnos se les tomo un test de autoestima y creatividad, que se analizó con ayuda de uno de sus creadores Miguel Ripol, los datos que arrojaron los test de autoestima que se analizaron con una previa investigación de este test.

La investigación cobra mucha importancia por la relación de esta con nuestra futura labor profesional, y por la importancia que tienen las variables involucradas en el desarrollo del niño y niña durante su etapa escolar, dada nuestra implicancia con ellos, se hace relevante conocer teóricamente a través de nuestra investigación, la relación de las prácticas utilizadas por los docentes en el desarrollo de la creatividad y autoestima de los alumnos, aporte que sin duda nos será de gran importancia para considerar en nuestra labor profesional y aportar así teóricamente con un conocimiento construido a través de la investigación en el contexto de la educación chilena.

En el ámbito escolar durante el proceso de enseñanza aprendizaje, nos vamos apoderando de una serie de herramientas que nos permiten desarrollarnos como personas, y vivir distintas experiencias en las diversas interacciones, producidas entre profesor y alumno, por tanto “es pues el profesor quien, en la interacción que establece con sus alumnos, define en principio las tareas a realizar y las reglas que presiden su desarrollo.

De lo anteriormente expuesto, podemos señalar la importancia del rol docente en la formación personal de cada alumno, en el desarrollo de la creatividad y la autoestima considerando que intervienen en ellos los diferentes estilos de enseñanza utilizados por el docente el aula, por esto que en el siguiente marco teórico se da cuenta de cómo dos de estos estilos que son el democrático y el autoritario, influyen en las variables mencionadas. “La imaginación creadora de un niño puede ser impulsada o coartada a través de la educación” Pacheco, J. (1998, pág.7). A esto se debe la importancia de nuestro problema de investigación ya que consideramos que el papel que desempeña el docente dentro del aula es fundamental para el desarrollo de las variables en estudio. Surge así nuestro problema de investigación, “ Los estilos de enseñanza influyen en la creatividad y autoestima de los alumnos”, considerando lo anteriormente expuesto se estima relevante el problema de investigación ya que se sitúa en un contexto real y cercano a nuestra realidad como futuras docentes, a la vez consideramos su factibilidad por que se cuenta con el espacio físico, con los recursos humanos y materiales que nos permitieron llevar a cabo la investigación cuyos objetivos fueron los siguientes:

- Realizar investigación cuantitativa.

- Comprender el problema planteado.

- Aportar una nueva información referente al proceso de enseñanza de los docentes.

- Conocer mediante datos cuantificables y medibles la influencia que tienen en las variables autoestima y creatividad, los estilos de enseñanza autoritario y democrático, utilizados por los docentes.

Marco conceptual

La autorrealización personal lograda en la etapa escolar, durante el proceso de enseñanza aprendizaje, sin duda se ve influenciada por los estilos de enseñanza utilizados por el profesor en el aula. “Si la manera o estilo lo definimos en general como un conjunto de orientaciones actitudes que describen las preferencias de una persona cuando interactúa con el medio; los estilos de enseñanza constituyen el rasgo esencial, común y característico referido a la manifestación peculiar del comportamiento y actuación pedagógica de un docente. Así, los estilos educativos son como formas fundamentales, relativamente unitarias que pueden describirse separadamente del comportamiento pedagógico. Los estilos de enseñanza podrían definirse de forma global como las posibilidades precisas relativamente unitarias por su contenido, del comportamiento pedagógico propio de la práctica educativa” (Ausubel, 1983.p. 255).

Si a través de la práctica educativa se puede fomentar o coartar la creatividad así como la autoestima de los alumnos tenemos dos tipos de estilos de enseñanza, que según sus características permiten o no el desarrollo de estas variables mencionadas anteriormente.

“El estilo autoritario (denominado también directo o tradicional) se caracteriza, como su mismo nombre indica, por el papel preponderante y directivo del profesor en cuanto al desarrollo del que hacer educativo. él es quien dirige , ordena, decide, manda en definitiva, cuando , cómo y de que manera hay que trabajar en clases. Este estilo puede tener consecuencias negativas, en cuanto que fomenta la sumisión y la dependencia y no permite al individuo mostrarse tal y como es creando en el grupo un clima tenso y conflictivo, que afecta a la actitud hacia el aprendizaje. Como queda de manifiesto, no se potencia el trabajo creativo y espontáneo sino que el sujeto actúa de forma reacia a las iniciativas del líder. Al analizar las producciones de estos alumnos se contaba que estas son mayores pero de menor calidad”. (Bueno, 1998.p. 521).

Según Kertész el estilo de enseñanza Autoritario, si bien apunta a hacer cumplir las metas educacionales y la disciplina, sus contenidos (las palabras y conceptos que usa) y/o su proceso de comunicación es amedrentante o desvalorizante para el receptor, generando habitualmente conductas sumisas o rebeldes en el estudiante, a la vez que reduce su autoestima y motivación. Esto deja en evidencia que el estilo autoritario reduce la autoestima en los alumnos. (1993).

El desarrollo de la creatividad así como el desarrollo de la autoestima se pueden potenciar es evidente que este tipo de estilo no ayuda en gran medida a que esto sea así. “Si queremos conseguir formar personas responsables y comprometidas tendremos que desarrollar la autoestima. Para comprometerse la persona, necesita tener confianza en sí misma, creer en sus aptitudes y encontrar en el propio interior los recursos

necesarios para superar las dificultades inherentes a su compromiso. Asimismo, para ser creativos se necesita tener confianza en sí mismos y ser conscientes de la propia valía. Para ello , cuando estamos ante un educando, actuaremos con las siguientes pautas: recompensar cualquier trabajo creativo, y apreciar cualquier esfuerzo creativo que realice, haciéndole ver que sus ideas tienen valor; tratarle con respeto; conseguir un clima que le de seguridad para pensar, crear y sentir libremente; también podrá preguntar cuando crea oportuno; animarle en sus aficiones:

Se le inspirará confianza en su capacidad creativa a la vez que se le observará su talento en cualquier campo ayudándole a su mayor desarrollo .también podemos verificar esta relación entre creatividad y auto confianza” (Bueno, 1998.p.247).

De lo anteriormente expuesto se puede señalar, que a través de la práctica pedagógica el docente puede fomentar la auto- confianza en la capacidad creativa de los alumnos. Por otro lado tenemos el estilo democrático ya que según sus características permite e potencia la manera de crear y a la vez mejorar la autoestima de los alumnos.

“El estilo democrático (también llamado indirecto o progresista) es aquel en el cual hay una toma de decisiones compartida entre el profesor y los alumnos; se llega al consenso, a la elección acordada de lo que se hace y estudia a través del diálogo y el respeto mutuos. Es por eso que este estilo puede ser más eficaz y positivo, puesto que fomenta la originalidad y la participación crítica, despierta la motivación por el trabajo y la cooperación; se anima a los sujetos a que presten más atención al grupo y a las relaciones personales. Los alumnos bajo este estilo desempeñan un trabajo de mayor calidad. (Bueno, 1998.p.521).

Independiente del estilo que practique el profesor en el aula, el sistema educativo también puede aportar al desarrollo de estas potencialidades en los alumnos.

“La escuela puede ayudar obviamente en la realización de las potencialidades creadoras existentes, proporcionándoles oportunidades a la espontaneidad, a la iniciativa y a la expresión individualizada; concediéndole espacio en el currículum a tareas lo suficientemente estimulantes para los alumnos con dotes creativas; y recompensando las realizaciones creadoras; pero no pueden realizarse las potencialidades de creatividad singular es éstas en primer lugar no existen. La escuela solamente puede contribuir a realizar su expresión en aquellos individuos que en verdad tengan las potencialidades necesarias” (Ausubel, 1982.p. 638).

Como postula Maslow”El sistema educativo puede ayudar a que la persona alcance su autorrealización personal, independientemente del nivel de capacidad que tenga, mucha gente dispone de la semilla de la creatividad, pero el contexto no les proporciona el alimento necesario”. (Bueno, 1998.p.189). “La creatividad es la capacidad humana de modificar la visión que tiene de su entorno a partir de la conexión con su yo esencial. Esto le permite al hombre generar nuevas formas de relacionarse con ese entorno, crear nuevos objetos, generar nuevas propuestas de vida. Esta capacidad, si bien esta fuertemente determinada por los genes y la historia personal, también puede ser estimulada y desarrollada”. Venturini J. (1998). Esto sin duda pone implica el papel que desempeña el educador ya que es quien puede estimular y desarrollar la autoestima de los alumnos en el proceso de enseñanza aprendizaje que viven diariamente.

“Si la creatividad se puede diagnosticar y cultivar será necesario tener en cuenta en el sistema educativo el objetivo de la creatividad y las condiciones mejores para su desarrollo”. (Bueno, 1998. p. 185).

Todos los seres humanos tienen la necesidad y la capacidad de crear. Desde el tejido hasta la creación de sitios web, cada quien busca la manera de expresarse artísticamente y de participar en la vida de su comunidad. Fomentar la creatividad desde temprana edad es una de las mejores garantías de crecer en un ambiente sano de autoestima y respeto mutuo, elementos esenciales para la instauración de una cultura de humanos tienen la necesidad y la capacidad de crear. Desde el tejido hasta la creación de sitios web, cada quien busca la manera de expresarse artísticamente y de participar en la vida de su comunidad.

Fomentar la creatividad desde temprana edad es una de las mejores garantías de crecer en un ambiente sano de autoestima y respeto mutuo, elementos esenciales para la instauración de una cultura de paz. UNESCO (2001). Por esto se hace necesario que a través de la práctica pedagógica el docente utilice las herramientas necesarias así como el ambiente que permita que los alumnos desarrollen su creatividad. “Los profesores pueden hacer muchas cosas para ayudar a sus alumnos a aprender, a comprender los contenidos, destrezas y actitudes fijadas como metas educativas.

Nadie puede sentirse ajeno hoy al tema de la creatividad esencial en una época de cambios que

experimenta nuestra sociedad y reclamado por las nuevas generaciones como una condición de la propia anhelada autorrealización, es por esto que el rol del docente se vuelve fundamental e indispensable en la manera en la que el docente trabaja en la sala de clases ya que. Según las autoras Solar y Ségure. (1993),

Los estilos de enseñanza utilizadas por el docente pueden conducir al logro de aprendizajes memorísticos o significativos, a inhibir o facilitar el desarrollo del pensamiento creativo.

A sí mismo la valoración que otorgue el docente a la creatividad de los alumnos contribuye a que estos desarrollen una autoestima positiva, por esto nuestra actual reforma educacional, plantea y espera que al interior de cada establecimiento educacional, se busque desarrollar estos aspectos tan importantes para la autorrealización de cada individuo. Ministerio de Educación (2001) “Es necesario considerar que la aceptación por parte del profesor o profesora, de la tarea realizada por los niños los lleva a reforzar su interés por resolver problema, a manifestar el impulso de crear con una mayor motivación frente a los nuevos desafíos, a aumentar la valoración que tienen de sí mismos debido a la mejor comprensión de sus capacidades, y a sentir mayor seguridad y confianza al ser reconocidos cuando toman decisiones propias.

Pero la creatividad no brota de la nada. Debe alimentarse, dársele libertad de existir y prosperar al amparo de una protección jurídica y no debe reprimirse ni censurarse. UNESCO (2001). “Educar en la creatividad es educar para el cambio y formar personas ricas en originalidad, flexibilidad, visión futura, iniciativa, confianza, amantes de los riesgos y listas para afrontar los obstáculos y problemas que se les van presentado en su vida escolar y cotidiana, además de ofrecerles herramientas para la innovación. La creatividad puede ser desarrollada a través del proceso educativo, favoreciendo potencialidades y consiguiendo una mejor utilización de los recursos individuales y grupales dentro del proceso de enseñanza-aprendizaje. Siguiendo con estas ideas no podríamos hablar de una educación creativa sin mencionar la importancia de una atmósfera creativa que propicie el pensar reflexivo y creativo en el salón de clase”. (Betancourt, 1993.p.42). Por otro lado se dice que cuando un niño desarrolla la creatividad a la vez mejora

positivamente su autoestima. “Esta autoestima positiva se genera especialmente cuando el ambiente de la sala de clases es estimulante con respecto a la creatividad; cuando se genera un clima psicológico aceptador del niño o niña tal como es, cuando se le hace sentir que tiene libertad para actuar y pensar y

que puede alcanzar logros. También contribuye a este propósito que los niños puedan ver sus

realizaciones concluidas esto les permite identificar sus avances técnicos (componente cognitivo) y

disfrutar al sentirse capaces de concluir una tarea (componente afectivo).” (Romero, 2001). Si el alumno creativo desarrolla una autoestima positiva, suele suceder que aquel que no tenga un gran potencial creativo, no tenga también una buena autoestima.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Déjanos tu comentario

Lo + Visto en la Ultima semana

Lo + Visto en el Mes

Lo + Visto desde el 2011

Para Fluir en nuestras actividades.

1. Hay metas claras en cada paso del camino.
2. Hay una respuesta inmediata a las propias acciones
3. Existe equilibrio entre dificultades y destrezas.
4. Actividad y conciencia están mescladas
5. Las distracciones quedan excluidas de la conciencia
6. No hay miedo al fracaso.
7. La autoconciencia desaparece
8. El sentido del tiempo queda distorsionado
9. La actividad se convierte en autotelica

Teoría de Abraham Maslow

La Actitud Creativa

Renunciar al pasado
Renunciar al futuro
Inocencia
Reducción de la conciencia
Perdida del ego
La fuerza inhibitoria de la conciencia (del si mismo)
Los temores desaparecen
Disminución de las defensas e inhibiciones
Fortaleza y coraje
Aceptación: la actitud positiva
Confiar frente a intentar, controlar, esforzarse
Receptividad taoista
Integración del conocedor B (frente a disociación)
Permiso para sumergirse en el proceso primario
Percepción estética en lugar de abstracción
Máxima espontaneidad
Máxima expresividad
Fusión de la persona con el mundo

8 formas en que las personas se auto actualizan o conductas merced a las cuales se alcanza la auto actualización

1. Concentración.
2. Decisión de crecimiento
3. Conciencia de sí mismo
4. Honestidad.
5. Juicio
6. Autodesarrollo
7. Experiencias cumbres
8. Supresión de los mecanismos defensivos del yo.