Eneatipo 4

El tipo sensible, reservado, expresivo, dramático, ensimismado, temperamental, el artista, el romántico, el melancólico, la víctima, el especial, el envidioso, el depresivo, el introspectivo.

TEST CARÁCTER BÁSICO Nº4 SI NO
1. En ocasiones me pregunto cómo sería mi vida, si en el pasado hubiese tomado otras decisiones que las que tomé.
2. Todo lo mítico, esotérico y simbólico me fascina y atrae.
3. Es poco frecuente encontrar personas de sentimientos tan profundos como los míos.
4. Me gusta ser espontáneo y natural.
5. En general, pienso que en todas partes hay belleza, sólo es necesario que nos detengamos a apreciarla.
6. Mis sentimientos suelen ser incomprensibles para los demás.
7. Cuando hago algo, me gusta hacerlo con esmero, cuidando de darle mi toque personal.
8. Me gusta moverme en ambientes agradables, el buen gusto y la originalidad son importantes para mí.
9. Me entusiasman las manifestaciones artísticas y a veces me encuentro fantaseando con que soy un artista.
10. Son importantes para mí todas las herramientas de crecimiento personal que me permitan conocerme en profundidad.
11. Me percibo a mi mismo como alguien especial y único.
12. Puedo experimentar una amplia gama de sentimientos, eso me permite comprender lo que sienten los demás.
13. En ocasiones no puedo evitar tener pensamientos relacionados con pérdidas, abandono y muerte.
14. Me cuesta expresar la verdadera profundidad de mis sentimientos.
15. Me parece que soy excesivamente vulnerable al comportamiento y a los sentimientos de los demás.
16. Suelo sentirme muy afectado cuando una relación cercana y personal se rompe.
17. A veces me encuentro envidiando al otro por tener la fuerza que a mí me falta.
18. En mi interior existe mucha creatividad, me gusta encontrar formas para expresarla.
19. Me gusta el cambio y disfruto improvisando.
20. A menudo me defino como una persona cambiante: a veces estoy eufórico, a veces estoy triste.

Nota: Para contestar este cuestionario marca SI, si estás absolutamente de acuerdo con la afirmación y NO si estás algo de acuerdo o en desacuerdo con la afirmación. Si marcaste 15 o más casillas bajo el SI, entonces es bastante probable que tu Eneatipo sea el número 4.

Eneatipo 4
Características Principales:
Su Razón: Yo Siento y Pienso, pero Hago poco.
Área del Cerebro Mayor Acción: Límbico
Componente de la Energía Divina: Amor.
Arquetipo fijado: La Cenicienta.
Pecado: Envidia. Pasión: Ser especial.
Miedo Básico: Ser defectuoso.
Deseo Básico: Conocerse.
Virtud: Capacidad de introspección.
Línea del Tiempo: Orientados al pasado.
Su Lema: “Siento, luego existo”
Frase Típica: ¡Nadie me comprende!

Descripción: Los tipos 4 son conscientes de sí mismos, sensibles, reservados y callados. Se ocultan de los demás porque se sienten vulnerables o defectuosos, pero también pueden sentirse desdeñosos y ajenos a las formas normales de vivir.
Usualmente tienen problemas de autocomplacencia y autocompasión. En su mejor aspecto, los tipos 4 sanos son inspirados y muy creativos, capaces de renovarse y transformar sus experiencias.
Al contrario que los 9 que se encuentran en la cúspide del Eneagrama, de los cuales se puede decir que es el Eneatipo más feliz, los 4 y 5 se encuentran en la parte más baja del Eneagrama y se podría decir que estos números son los Eneatipos más infelices, los más desadaptados socialmente, aquellos para quienes el mundo y sus códigos sociales parecen ser un misterio indescifrable y que viven sumergidos en las profundidades tratando de entender el mundo, a los demás y a sí mismos.
A este Eneatipo pertenecen no sólo la mayor parte de los artistas, personas creativas que buscan expresar sus emociones a través de sus obras, sino también una buena parte de los buscadores espirituales que indagan respuestas para la existencia y explicaciones trascendentes para su vida. Ciertamente en esta parte del Eneagrama pueden ser vistos como los eternos inconformistas, pero también es cierto que quien busca con vehemencia termina por encontrar, y el Eneatipo 4 nos regala hermosas respuestas que sólo quien ha invertido gran esfuerzo y tiempo en la introspección como forma de vida, consigue hallar.
Yo Siento y Pienso, pero Hago poco, las personas que pertenecen a este grupo viven ensimismadas en sus emociones y fantasías.
Se sumergen en sueños respecto a sus cualidades, que consideran únicas y originales; mediante ellas, supuestamente, ganarán el aprecio y admiración de los demás. Sin embargo, se quedan en ensoñaciones pues les cuesta mucho encontrar el impulso para materializar en el mundo concreto esas condiciones que dicen tener.
Como están regidos por el área del cerebro límbico las personas de este Eneatipo dan mucha importancia al valor de su imagen, buscando desesperadamente poder definir quienes son. Mucho más afines a los cambios que los Eneatipos de la Tríada del instinto, viven intensamente en sus emociones, dando mucha importancia a las relaciones. Los 4 parecieran no encontrar una estrategia para ser amados, razón por la cual se refugian en su mundo interno, pues sienten que no encajan en el mundo externo y que los demás no los comprenden. Ellos viven su compulsión hacia adentro, al contrario que sus vecinos de Tríada que la viven hacia fuera, como en el caso del 2 que intenta amarse dando amor, y del 3 al que parece sobrarle el amor propio, pero que vive buscando el aplauso de los demás para reafirmar el amor por sí mismo.
El componente de la energía divina de los miembros de la Tríada del sentimiento es el Amor, ellos vienen a aprender a manifestar el amor en sus vidas, que en el caso de los 4 se vive volcado hacia adentro, buscando en su interior razones por la cuales amarse a sí mismo. Lo que le falta a este Eneatipo es descubrir su verdadero valor y definir una identidad propia. No saben quiénes son, y por ello se repliegan a su interior intentando descubrirlo.
El Eneatipo 4 fijó el arquetipo de La Cenicienta, quien se sintió abandonada, obligada a deambular en su submundo de cenizas.
Poco valorizada y despreciada por una familia que se mueve en códigos sociales que ella no comparte, crea su propio mundo interior con sus amiguitos los ratones. Se sabe hermosa y especial y se dedica a esperar que algo extraordinario ocurra en su vida, y espera que un príncipe azul venga a rescatarla de su infortunio. Sin embargo, finalmente, ella encuentra el impulso para salir de su letargo y hace que esas cosas extraordinarias le ocurran, encontrando una forma de crear el mundo mágico con que sueña.
El pecado capital de este Eneatipo es la envidia, que la experimenta como una sensación de que el mundo es un lugar difícil para vivir, en el cual los demás parecen contar con cualidades que ellos carecen. En ocasiones esperan que otras personas se hagan cargo de ellos y se resienten cuando no lo consiguen. Esta sensación de desamparo y desvalor lleva a los 4 a concluir que ellos son especiales y diferentes, coraza que usan como una forma de protección y huida de su desadaptación.
La pasión de este Eneatipo es conseguir ser especiales: sienten que ser únicos y diferentes les dará valor, la forma en que decoran su hogar, su manera de vestirse, la profesión que escogen, su manera de hablar o callar, a cada cosa le impregnan un toque personal que los hace originales y especiales. En ocasiones no consiguen encontrar la forma de manifestar su ser especial y entonces se vuelcan a sus intensas emociones, que según ellos, los demás no pueden sentir de con tanta profundidad.
El miedo básico de este Eneatipo es a ser defectuosos, temen no ser lo suficientemente valiosos para contar con el aprecio de los demás, piensan que la vida está en deuda con ellos y buscan desesperadamente definir quienes son.
Este miedo básico genera el deseo básico de conocerse a sí mismos para encontrar su valor y lograr que los demás los amen; llevado a la exageración termina degenerando en victimismo al sentir que nadie ni ellos mismos se comprenden. Por el contrario, si este deseo se orienta hacia la virtud se transforma en capacidad de introspección y creatividad. Ellos parecen invitarnos a encontrar en nuestro interior nuestro verdadero valor, a expresar lo únicos y especiales que somos todos los seres humanos.
Como todos los de la Tríada del sentimiento, los 4 están orientados al pasado, y suelen evaluar el impacto que han provocado en los demás. Sacan conclusiones sobre lo poco amados y valorizados que son en sus relaciones. Tienden a vivir en el pasado, recordando, evaluando y sopesando lo que dijeron, lo que podrían haber dicho e imaginando escenarios que no ocurrieron.
Su lema es: “Siento, luego existo” y su frase típica: ¡Nadie me comprende!

Pauta Infantil del Eneatipo 4
Los 4 sienten que fueron abandonados de niños, pudo ser que sus padres se separaron, o tal vez por una crisis familiar les quitaron atención, nació un hermano menor o padres inmaduros emocionalmente no le prestaban la debida atención. Quizás, el abandono no fue real, sino que más bien ellos lo percibieron como tal, se sintieron culpables y concluyeron que algo fallaba en ellos.
No se identificaron ni con su madre ni con su padre, les faltaron pautas y modelos de roles positivos que seguir, por ello, carentes de una imagen a imitar, se volcaron hacia su interior en busca de información acerca de sí mismos para poder construir así su identidad con la cual presentarse ante el mundo. No consiguieron encajar en sus familias, en el sistema educativo, y luego en la sociedad en general.

En su variante sana.
Las personas de este Eneatipo disfrutan de su capacidad de hacer las cosas de manera creativa, ponen su sello personal en todo lo que hacen, son únicas, especiales y muy atractivas, nos enseñan a encontrar belleza en todas partes, con pocos elementos llenan de elegancia y creatividad los ambientes que los rodean.
Los tipo 4 sanos son individuos introspectivos, conscientes de sí mismos, eternos buscadores de su "ser interior", siempre están en contacto con sus sentimientos e impulsos internos. De tanto buscarle sentido a la vida suelen encontrarlo y las personas de este Eneatipo que se encuentran en su variante más sana, nos enseñan el valor de ser auténticos y lo hermoso de ser quienes somos.
Viajeros de las profundidades, son personas muy compasivas y perceptivas, están siempre dispuestas a ayudar a los demás a comprenderse y a emprender el vertiginoso viaje a su interior, viaje que no todos están dispuestos a iniciar.
Los 4 se sienten diferentes del resto y quieren evitar ser de la masa, debido a una fuerte necesidad de encontrar su identidad, cuando viven esta condición desde su lado positivo son muy creativos. Impregnan de originalidad y belleza todo cuanto hacen, es posible que esta creatividad se manifieste en un cuadro, una escultura, fotografías, escritos o simplemente en la forma especial y única que tienen para vestirse, decorar sus hogares, servir la mesa y crear cualquier actividad de sus vidas.
Los 4 saben de dolor y abandono, este conocimiento llena sus corazones de compasión, son capaces de sentir empatía y comprender el dolor de los demás, lo que los convierte en excelentes consejeros y terapeutas.

En su variante menos sana.
Sienten que los demás no comprenden su soledad ni sus sentimientos. Este sentido de tragedia personal los lleva a aislarse y a la vez resentirse por lo que terminan calificando como abandono e incomprensión de los demás. En ocasiones alejan a los otros con su fuerte emocionalidad, la que se alimenta a la vez con el distanciamiento.
Se apegan al dolor, necesitan contactarse con él, rememorando frecuentemente los momentos tristes de su pasado, de su infancia desgraciada, de los solos que están o estuvieron por culpa de otros. Se lamentan por las oportunidades perdidas, olvidando el sentido de esperanza de la vida.
Su necesidad de ser especiales les impide conectarse espontáneamente con el otro, muchas veces están actuando más que siendo quienes son. Debido a su complejo mundo interior no es fácil conocerlos bien ni anticipar sus reacciones. Sienten algo de desprecio por los demás, a quienes perciben como poco profundos, ordinarios y vulgares.
Viven en sus ensoñaciones, fantaseando respecto a quienes son y lo que pueden lograr, creativos al máximo, en vez de canalizar esta energía hacia alguna manifestación artística, la usan para alimentar su intensa emotividad y suelen caer en periodos depresivos. Como se sienten incomprendidos en sus sentimientos se resienten y tornan agresivos hacia los demás, llegando a construir un grueso muro de protección que muy pocos pueden traspasar.
Toman todo de manera personal, interpretan miradas, gestos, ausencias como ofensas personales, se vuelven hipersensibles, introvertidos, tímidos, ensimismados y malhumorados, incapaces de ser espontáneos o de "salirse de sí mismos". Se mantienen al margen para proteger su autoimagen y para "ganar tiempo" para así poder ordenar sus sentimientos.
Suelen considerar que los demás poseen cualidades que les permiten fluir en la vida de una manera que ellos jamás conseguirán, pues los otros parecen a sus ojos más fuertes, inteligentes y organizados, pero sin duda más vulgares.

Alas y líneas de integración y desintegración.
El Eneatipo 4 tiene las alas 5 y 3. Cuando se inclinan al lado más sano del 3, se vuelven activos, aprenden a apreciar la opinión de los demás y encuentran refuerzos positivos en el valor que perciben que los otros dan a sus creaciones. Sin embargo, cuando se orientan al lado menos sano del 3, pretenden ser reconocidos sin hacer nada para conseguirlo, o haciendo justamente lo contrario, para así tener más motivos para resentirse. Cuando se vuelcan al lado más sano del 5, se vuelven creativos y bohemios, más solitarios que cuando se inclinan al 3, disfrutan de un aislamiento voluntario y temporal que les permite sacar de dentro de sí todo su potencial artístico. Sin embargo, cuando se tornan al lado menos sano del 5, se encierran en sí mismos y entre sus murallas se resienten aún más contra ese mundo en el cual no encajan.

El Eneatipo 4 se integra hacia el número 1 dejando de fantasear respecto a sus cualidades, poniéndose en acción, llevando a cabo sus sueños y planes con acuciosidad y entrega. Cuando se desintegran al 2, se tornan dependientes, sensibles, colgándose de quienes aman.

Misión Álmica del Eneatipo 4.
Las personas de este Eneatipo sienten una voz en su interior que les dice:
Yo amo la existencia de manera incondicional, soy capaz de ver belleza en todas partes.
Aspiran a manifestar todo el amor que encuentran en las profundidades de su ser.

Cuando se alinea con su Misión Álmica.
Los 4 son buceadores del mundo interior, son capaces de comunicar verdades sutiles de forma profunda, conmovedora y hermosa. Nos recuerdan lo bello y oculto del mundo interior.
Suelen ser muy intuitivos, cualidad que alimentan con creatividad y autodescubrimiento, tienen un sentido el humor sutil, que suele expresarse con acertadas ironías. Manifiestan la belleza que han descubierto en su interior, transformando en arte todo lo que hacen.

Cuando se desalinea con su Misión Álmica.
Los 4 desalineados de su Misión Álmica tienen la idea de ser defectuosos, creen que hay algo malo en ellos, fantasean con que alguien los salvará o con que harán en sus vidas algo extraordinario que les dará valor. Satisfacen sus deseos de ser especiales, resintiéndose y aislándose, sintiendo que el mundo es un lugar hostil en el cual no encajan y que nadie los comprende.
Ansían amar y ser amados, pero con su sentido de tragedia y dependencia alejan justamente a quienes quieren atraer.

Guía para permitir que la Misión Álmica se manifieste.
Estás llamado a mostrarnos la belleza de la existencia, reconoce que ese talento te fue dado y permite que se manifiestes. Eres especial y único sólo por existir, permite que la belleza que tus ojos son capaces de captar se manifieste una creación concreta.
Tu desafío es aprender a reconocer cuán especiales son todas las personas que te rodean. Recuerda que no eres el único poseedor de sentimientos profundos y necesidades afectivas. Mediante la aceptación de ti mismo y de los otros, conéctate con la compasión, signo inequívoco de que el amor universal se manifiesta en tu vida.
Para que te llegues a sentir cómodo en el mundo, aprende a sentirte confortable contigo mismo, no es necesario que continuamente tengas que demostrar lo especial que eres. Ser sensible no es equivalente a ser voluble, por el contrario tu intensa emotividad contribuye más a aislarte que a conectarte con tu entorno, aprende a mirar al resto y descubre que también tienen emociones.
Sé práctico. Establece rutinas que te permitan anclarte a la realidad y escoge una forma donde manifestar tu intensa emocionalidad, ya sea escribiendo, pintando, esculpiendo, cocinando, decorando, ayudando a otros a encontrarse a sí mismos, da igual, tienes suficiente creatividad para elegir cualquier opción.
Lo que tanto anhelas está dentro de ti. Tu mejor obra de arte eres tú mismo, comienza a valorizarla y permite que los demás la conozcan.

Reconoce al 4 que hay en ti:
Los dones del Eneatipo 4 sanos, se asocian mucho con las cualidades que se esperan de los estetas, artistas y profesiones creativas en general. Todos tenemos un 4 en nuestro interior que busca manifestar la belleza de la vida.
1. ¿A veces siento que en mi interior hay cualidades que nadie sabe reconocer?
2. ¿La vista de un hermoso paisaje me conecta con un espacio interior que me llena de emoción?
3. ¿He tomado un lápiz o un pincel cuando me siento triste y melancólico?
4. ¿Siento que he tenido experiencias más dolorosas que varias de las personas que me rodean?
5. ¿Reconozco que a mi alrededor hay un mundo sutil y mágico?
Todo es bello si el alma no es estrecha.
Fernando Pessoa

1 comentario:

Déjanos tu comentario

Lo + Visto en la Ultima semana

Lo + Visto en el Mes

Lo + Visto desde el 2011

Para Fluir en nuestras actividades.

1. Hay metas claras en cada paso del camino.
2. Hay una respuesta inmediata a las propias acciones
3. Existe equilibrio entre dificultades y destrezas.
4. Actividad y conciencia están mescladas
5. Las distracciones quedan excluidas de la conciencia
6. No hay miedo al fracaso.
7. La autoconciencia desaparece
8. El sentido del tiempo queda distorsionado
9. La actividad se convierte en autotelica

Teoría de Abraham Maslow

La Actitud Creativa

Renunciar al pasado
Renunciar al futuro
Inocencia
Reducción de la conciencia
Perdida del ego
La fuerza inhibitoria de la conciencia (del si mismo)
Los temores desaparecen
Disminución de las defensas e inhibiciones
Fortaleza y coraje
Aceptación: la actitud positiva
Confiar frente a intentar, controlar, esforzarse
Receptividad taoista
Integración del conocedor B (frente a disociación)
Permiso para sumergirse en el proceso primario
Percepción estética en lugar de abstracción
Máxima espontaneidad
Máxima expresividad
Fusión de la persona con el mundo

8 formas en que las personas se auto actualizan o conductas merced a las cuales se alcanza la auto actualización

1. Concentración.
2. Decisión de crecimiento
3. Conciencia de sí mismo
4. Honestidad.
5. Juicio
6. Autodesarrollo
7. Experiencias cumbres
8. Supresión de los mecanismos defensivos del yo.