Eneatipo 6


El leal, el guardián, el fiel creyente, el incondicional, el cobarde, el que duda, el miedoso, el responsable, el dependiente, el comprometido, orientado a la seguridad y desconfiado.

TEST CARÁCTER BÁSICO Nº6 SÍ NO
1. A menudo me siento dudoso, inseguro y con poca confianza en mí mismo.
2. Para mí la lealtad es un valor fundamental.
3. Me gusta analizar todos los aspectos de un asunto antes de tomar una decisión.
4. Cuando digo o hago algo, suelo tenerlo muy bien pensado y considerado en toda su amplitud.
5. Me preocupo por cumplir las normas y reglas, especialmente las fijadas por la autoridad.
6. Suelo ser una persona amable y que me adapto a las situaciones.
7. A menudo pienso que me falta valor y coraje para superar la vida con éxito.
8. Cuando salgo de mi casa me gusta revisar que esté bien cerrada y segura, incluso puedo hacerlo varias veces.
9. Considero que las leyes ayudan a tener claro lo que hay que hacer.
10. El sentido del deber y la responsabilidad son valores que utilizo cotidianamente.
11. Suelo ser muy estricto a la hora de actuar según lo establecido para que todo funcione como es debido.
12. Cuando me siento inseguro suelo actuar con desconfianza, viendo riesgos y peligros donde nadie los ve.
13. Tengo una escala de valores clara y sólida a la cual no renuncio bajo ninguna circunstancia.
14. Soy muy alegre con mis amistades.
15. Me siento seguro ante una situación predecible y que tenga establecido un orden.
16. En momentos difíciles se conocen a los verdaderos amigos.
17. Me es difícil sentirme seguro y acogido; pero cuando lo logro puedo abrirme y confiar totalmente.
18. Puedo definirme a mí mismo como prudente y moderado.
19. Suelo emplear dos formas para afrontar mis miedos: huyo o ataco.
20. Me gustaría contar con las cualidades de un 'héroe' que resuelve y enfrenta determinados asuntos con determinación y valentía.

Nota: Para contestar este cuestionario, marca SI, si estás absolutamente de acuerdo con la afirmación y NO si estás algo de acuerdo o en desacuerdo con la afirmación. Si marcaste 15 o más casillas bajo el SI, entonces es bastante probable que tu Eneatipo sea el número 6.

Eneatipo 6
Características Principales:
Su Razón: Yo Pienso, pero Siento y Hago poco.
Área del Cerebro Mayor Acción: Neocórtex.
Componente de la Energía Divina: Sabiduría.
Arquetipo fijado: El Guardián.
Pecado: Cobardía.
Pasión: Tener las reglas claras.
Miedo Básico: No contar con los recursos necesarios.
Deseo Básico: Tener seguridad.
Virtud: Lealtad.
Línea del Tiempo: Orientados al futuro.
Su Lema: “Me siento seguro, luego existo”
Frase Típica: ¡Nunca se es lo suficientemente precavidos!

Descripción: El tipo comprometido, orientado a la seguridad.
Personas dignas de confianza, trabajadoras y responsables, que también pueden adoptar una actitud defensiva, ser evasivas y muy nerviosas. Trabajan hasta estresarse al mismo tiempo que se quejan de ello. Suelen ser desconfiadas, cautelosas e indecisas, aunque también reactivas, desafiantes y rebeldes. En su mejor aspecto, los 6 sanos son estables interiormente, seguros de sí mismos, independientes y apoyan con valentía a los débiles e incapaces.
En este Eneatipo suelen reconocerse las personas que necesitan pertenecer a un grupo de referencia que les dé la seguridad que no logran encontrar en su interior, puntos de referencia externos les permiten acallar sus temores internos.
La forma en que manifiestan su miedo puede tomar diversas variantes, lo cual a veces hace más difícil la identificación de este
Eneatipo. Un 6 puede desempeñar el papel de un personaje débil y desamparado que pide protección, hasta el de un personaje agresivo y retador que parece defenderse a través del ataque, este último actúa de forma muy similar al Eneatipo 8. Pero si la agresividad del 8 manifiesta mucha rabia, la del 6 esconde mucho miedo. Otra posible variante es la del fanatismo, algunos miembros de este Eneatipo suelen abrazar creencias muy sólidas y estrictas, hacia las cuales mantienen una lealtad férrea.
Yo Pienso, pero Hago y Siento poco, centro de la Tríada del pensamiento, las personas de este Eneatipo se dedican a imaginar una gran gama de posibles sucesos, muchos de ellos catastróficos. Ante tanto posible escenarios, se despierta su miedo pues sienten que quizás, no serán capaces de afrontar las dificultades que se les puedan presentar. Desconectados de sus sentimientos viven atrapados por sus pensamientos y les cuesta encontrar valor para ponerse en acción.
Como están regidos por el área del cerebro neocórtex entonces al igual que sus vecinos de Tríada suelen ser personas que reaccionan desde la mente, usan mucha energía en pensar, prever, imaginar y anticipar sucesos. En el caso del 6 para poder mitigar su angustia suelen ser muy apegados a la rutina, a las normas y las tradiciones, como una forma de tener un marco de referencia que los proteja.
El componente de la energía divina que vienen a manifestar es la
Sabiduría, que en el caso de este Eneatipo tiene que ver con el conocimiento de sí mismos y de sus capacidades, así como la libertad de escoger sus propias creencias sin necesidad de obedecer ciegamente las que imparte el grupo al cual pertenecen.
El arquetipo con el cual podemos relacionar este Eneatipo es el de
El Guardián, que puede ser entendido como esa voz interna que nos advierte de los peligros; en su aspecto más sano es un protector, pero también puede llegar a inducirnos a desistir de nuestros deseos e ideas, en cuyo caso cual guardián del umbral nos está invitando a vencer nuestros miedos.
El pecado capital de este Eneatipo es la Cobardía, que es el estado paralizado que nos despierta el miedo que nace de tanto pensar sobre lo que puede suceder en el futuro, lo cual sumado al desconocimiento de nuestras habilidades y capacidades, termina por congelarnos.
La pasión de este Eneatipo es tener las reglas claras: si pueden conseguir que su vida ande sobre rieles bien definidos entonces se sentirán más seguros.
El miedo básico de este Eneatipo es no tener los recursos necesarios para enfrentar los múltiples peligros que su inquieta mente suele imaginar, miedo basado en el desconocimiento que tienen las personas de este Eneatipo respecto a su propio valor y valentía. Este miedo básico genera el deseo básico de tener seguridad, que llevado a la exageración termina degenerando en paralización o en un fuerte apego a las normas, las reglas, lo establecido y la tradición, pero que orientado hacia la virtud se transforma en lealtad y seguridad; ellos nos enseñan el valor del compromiso, la responsabilidad y la tradición. Orientados hacia el futuro, su mente suele estar muy activa imaginando, pensando, evaluando, anticipando, previendo, ni las experiencias anteriores ni los consejos acallaran su imaginación.
Su lema es: No me equivoco, luego existo y su frase típica: ¡El mundo sería mejor si los que me rodean escuchasen lo que digo!

Pauta Infantil del Eneatipo 6
De niños pueden haber tenido la experiencia de una figura paterna estricta o autoritaria, creciendo con la idea de que la autoridad debía decidirlo todo y ellos obedecer sus normas.
Quizás, su familia tuvo, por motivos políticos, sociales o de otra clase, que simular algo por miedo a ser rechazados. De niños debieron complacer a su padre, aprendieron a seguir las reglas del hogar y a convertirse en miembros responsables de la sociedad, pero por sobre todo en la familia. Aprendieron que el valor está fuera de ellos, en la autoridad que los recompensa si hacen lo que deben, y si no, los castiga.

En su variante sana.
Las personas de este Eneatipo son un ejemplo de compromiso, responsabilidad y lealtad. Cuando se comprometen con una causa, sea esta su familia, un equipo de trabajo, de deporte o un grupo de pastoral, darán lo mejor de sí mismos, y aún cuando se sientan plenamente identificados con esa causa, serán capaces de observar con una sana mirada constructiva y aportar con sus opiniones cuando así se requiera.
Comprenden que los demás tienen derecho a escoger sus propias creencias y que éstas no necesariamente son las mismas que las de ellos; entienden que quizás, puedan aprender mucho de otras opiniones sin sentirse por ello contrariados.
Saben reconocer sus temores, pues conocen sus fortalezas y sus debilidades, lo que les da mucha seguridad y confianza en sí mismos. Si alguien opina diferente no se sienten amenazados y, aunque suelen mantenerse firmes en sus creencias y preferencias, son capaces de escuchar al otro y respetarlo.
Las personas de este Eneatipo disfrutan de su capacidad de adelantarse a la ocurrencia de los acontecimientos, aprovechan esta cualidad para traer a sus vidas y a la de quienes los rodean seguridad y tranquilidad, comprendiendo que en realidad no se están defendiendo de un mundo peligroso, aunque sí son capaces de identificar los peligros reales.
Los tipo 6 sanos nos hacen un llamado a aprender el valor de la lealtad y el compromiso. Son un vivo ejemplo del valor de pertenecer y de cuidar el grupo de referencia, siendo fieles y participativos. Respetan con mucho aprecio a sus jefes y líderes, pero no pierden la objetividad y entienden que son sólo maravillosos seres humanos, que pueden equivocarse al igual que cualquiera.

En su variante menos sana.
El miedo es su pasión, gran parte de su comportamiento está motivado por su inseguridad y su reacción como defensa. Este miedo se manifiesta en preocupación por el futuro, ansiedades respecto a sí mismo y los demás, temor a ser abandonados o heridos, temor a sufrir un accidente, a enfermarse.
Se obsesionan con la actividad que desempeñan, siempre temerosos de que algo no funcione según lo esperado o le pase algo a algún ser querido.
Para ellos es muy importante su grupo de referencia, cuando se sienten parte de algo se ofrecen incansablemente para ser los responsables de ciertas actividades e inevitablemente en algún momento se cansarán y se sentirán abusados y usados.
Dado que no confían en sí mismos, suelen buscar respuestas pidiéndoles la opinión a otros. Opiniones que escucharán, analizarán y pondrán a prueba antes de aceptar, pues sólo confían en alguien por quien siente genuino respeto.
Su apego por “la verdad” hace que sean muy reacios a adoptar nuevas creencias, pues sus compromisos son muy intensos y en ocasiones pueden llegar a tomar ribetes de fanatismo.
Los tipo 6 menos sanos, transforman su virtud en su obsesión, viven angustiados y estresados, intentando defenderse y protegerse de imaginarios peligros.
Se rigidizan en sus preferencias y creencias creyendo que es la única verdad posible y que ellos saben cuál es la forma correcta de vivir, rechazando y condenando a quienes no adoptan su misma forma. Piensan que alguien a quien ellos consideren como superior y admiren, los puede proteger y ayudar a salir de sus temores, olvidando su propio valor y capacidad de escoger.

Alas y líneas de integración y desintegración.
El Eneatipo 6 tiene las alas 5 y 7. Cuando se inclina al lado más sano del 5 se despierta en ellos amor al conocimiento, que ponen al servicio del grupo al cual pertenecen, Sin embargo, si se orientan al lado menos sano del 5, entonces se tornan más miedosos y solitarios y ven en los otros posibles enemigos.
Cuando se vuelca al lado más sano del 7 se combina su lealtad con diversión y alegría, transformándose en excelentes amigos y entretenidos compañeros. Sin embargo, si se orientan al lado menos sano del 7 pueden volverse aún más paranoicos pues comienzan a ver peligros en muchos ámbitos.

El Eneatipo 6 se integra hacia el número 9, encontrando en su interior armonía y paz, disfrutando de su personalidad y aprendiendo a encontrar el lado positivo de las situaciones, disminuyendo así sus temores. Cuando se desintegra hacia el 3 combinan sus miedos con el deseo de sobresalir del 3, quieren ser el más leal y comprometido de los miembros de su grupo, adquiriendo así variantes de fanatismo para su personalidad.

Misión Álmica del Eneatipo 6.
Las personas de este Eneatipo escuchan una voz interior que les dice:
Yo puedo hacer del mundo un lugar más seguro, conozco el valorde las tradiciones y de la lealtad.
Ellos nos enseñan el valor de compromiso y de la fidelidad.

Cuando se alinea con su Misión Álmica.
Es una persona fiable, se siente unido a la comunidad y a la vida.
Responsable, habla y actúa en consecuencia, Se sienten completos y aceptan a los demás, más allá de sus opiniones y creencias. Sólidos interiormente son un verdadero ejemplo de compromiso, lealtad y sentido de grupo.

Cuando no se alinea con su Misión Álmica.
No confía en sus propias capacidades y tiene miedo a todo. Busca con ahínco una referencia que lo defina. Su vida se basa en cumplir el deber y se olvida de buscar en su interior.

Guía para permitir que la Misión Álmica se manifieste.
Estás llamado a enseñar el valor de la responsabilidad y la lealtad, reconoce que ese talento te fue dado y permite que se manifieste, no es necesario que te angusties en el camino.
El desafío de los 6 es aprender a prever sin asustarse ni angustiarse, su capacidad de anticipar hechos es una gran virtud a la hora de planificar cualquier proyecto o evento, siempre que no entren en pánico.
Mereces tanto amor y lealtad como el que le prodigas a tu familia, a tu iglesia, a tu trabajo y a tu país, no es necesario que siempre estés último en la lista de tus prioridades.
Es bueno que te des tiempo para hacer actividades físicas y manuales, éstas te permitan acallar tu mente, experimentar la tranquilidad de tu espacio interior y comprender tu verdadera. La fe no es creencia, sino un conocimiento inmediato que se logra con la experiencia de sentirnos conectados.
Sé tú mismo, escoge tu propia verdad y aprende a respetar la de los otros. Disfruta el presente, en el aquí y ahora se encuentra la tranquilidad que tanto buscas en tu futuro.
No te esfuerces por demostrar a nadie, ni siquiera a ti mismo, lo que ya eres: valiente. Cuando sientas que todo se tambalea a tu alrededor y pierdas la seguridad, confía, y aún sintiendo miedo, sigue adelante. No te paralices dando vueltas en tu cabeza todos los posibles peligros.

Reconoce al 6 que hay en ti:
Los dones del Eneatipo 6 sanos, se asocian mucho con las cualidades que se esperan de los miembros activos y comprometidos con las diversas instituciones de la sociedad.
Todos tenemos un 6 en nuestro interior que busca la seguridad en su vida.
1. ¿He revisado más de dos veces el seguro de una puerta?
2. ¿Me he sorprendido a mi mismo repitiendo verdades como si fueran absolutas?
3. ¿Me gusta optar por más o menos las mismas cosas que mi grupo de referencia?
4. ¿Soy fanático de algo?
5. ¿Cuándo me siento amenazado puedo reaccionar fuertemente en defensa, como también huir silenciosamente?
Valiente no es aquel que no tiene miedo, sino aquel que tiene voluntad de vencerlo.
Autor desconocido

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Déjanos tu comentario

Lo + Visto en la Ultima semana

Lo + Visto en el Mes

Lo + Visto desde el 2011

Para Fluir en nuestras actividades.

1. Hay metas claras en cada paso del camino.
2. Hay una respuesta inmediata a las propias acciones
3. Existe equilibrio entre dificultades y destrezas.
4. Actividad y conciencia están mescladas
5. Las distracciones quedan excluidas de la conciencia
6. No hay miedo al fracaso.
7. La autoconciencia desaparece
8. El sentido del tiempo queda distorsionado
9. La actividad se convierte en autotelica

Teoría de Abraham Maslow

La Actitud Creativa

Renunciar al pasado
Renunciar al futuro
Inocencia
Reducción de la conciencia
Perdida del ego
La fuerza inhibitoria de la conciencia (del si mismo)
Los temores desaparecen
Disminución de las defensas e inhibiciones
Fortaleza y coraje
Aceptación: la actitud positiva
Confiar frente a intentar, controlar, esforzarse
Receptividad taoista
Integración del conocedor B (frente a disociación)
Permiso para sumergirse en el proceso primario
Percepción estética en lugar de abstracción
Máxima espontaneidad
Máxima expresividad
Fusión de la persona con el mundo

8 formas en que las personas se auto actualizan o conductas merced a las cuales se alcanza la auto actualización

1. Concentración.
2. Decisión de crecimiento
3. Conciencia de sí mismo
4. Honestidad.
5. Juicio
6. Autodesarrollo
7. Experiencias cumbres
8. Supresión de los mecanismos defensivos del yo.