Eneatipo 3

El tipo orientado al éxito, adaptable, sobresaliente, ambicioso, consciente de su imagen, el modelo, el buscador de status, el dechado, el mejor, el vanidoso, el ambicioso, el narcisista.

TEST CARÁCTER BÁSICO Nº 3 SÍ NO
1. Me considero una persona activa, tengo mis metas claras y sé cómo lograrlas.
2. Me gusta trabajar en equipo, sé conseguir que cada quien de lo mejor de sí.
3. No me gusta perder. Da igual la importancia de la competencia.
4. Me considero un gran organizador supervisando el proceso de las cosas desde su principio hasta su final.
5. El éxito significa mucho para mí.
6. Para mi es importante conocer lo que se espera de mi y cómo se me está evaluando.
7. Me gustan los gráficos e indicadores que muestren los resultados de mi gestión, así puedo corregir mi estrategia si es necesario.
8. Mi capacidad de hacer muchas cosas a la vez es admirada por otros.
9. Me gusta sentir que proyecto una imagen de persona triunfadora.
10. Para mí, no es problema tomar decisiones en forma rápida.
11. Para lograr el éxito, a veces hay que poner entre paréntesis algunas normas.
12. Soy optimista, cuando miro mi pasado, prefiero recordar más lo que hice bien que lo que hice mal.
13. No me gustan las críticas.
14. En general, prefiero estar implicado en el desarrollo de una operación que observar cómo marcha.
15. Competir me estimula a dar lo mejor de mí mismo.
16. No basta sólo con hacer las cosas bien, el reconocimiento de mi labor también es importante para mí.
17. Me gusta que mi pareja, auto, casa, deportes obedezcan a la imagen que mi status requiere.
18. Creo que este mundo es de los exitosos.
19. En un trabajo en grupo la presencia del líder es fundamental y en el radica la mayor parte del mérito del triunfo.
20. Me preocupa mi apariencia personal, las primeras impresiones son muy importantes.
Nota: Para contestar este cuestionario marca SI, si estás absolutamente de acuerdo con la afirmación y NO si estás algo de acuerdo o en desacuerdo con la afirmación. Si marcaste 15 o más casillas bajo el SI, entonces es bastante probable que tu Eneatipo sea el número 3.

Eneatipo 3
Características Principales:
Su Razón: Yo Siento, pero Hago y Pienso poco.
Área del Cerebro de Mayor Acción: Límbico.
Componente de la Energía Divina: Amor.
Arquetipo fijado: Apolo.
Pecado: Vanidad.
Pasión: El status.
Miedo Básico: No ser valorizado por los demás.
Deseo Básico: Tener éxito.
Virtud: Alegre eficiencia.
Línea del Tiempo: Orientados al pasado.
Su Lema: “Triunfo, luego existo”
Frase Típica: ¡En ocasiones el fin justifica los medios!

Descripción: es el tipo orientado al éxito, son personas seguras de sí mismas, atractivas y encantadoras. Ambiciosas, competentes y enérgicas, conscientes de su status, motivadas al progreso personal. Suelen preocuparse por su imagen y por lo que los demás piensan de ellas. Competitivas y adictas al trabajo. En su mejor aspecto, el 3 se acepta a sí mismo, es auténtico, es todo lo que aparenta ser: un modelo que inspira a otras personas.
Podríamos decir que este es un tipo de personalidad muy apreciada en el mundo actual. Suele ser reconocido por las campañas publicitarias, que, más que resaltar las bondades de un producto, destaca la imagen de éxito que ese producto nos ayudará a proyectar. Ser exitosos parece ser el lema del mundo moderno, más que seres humanos pareciera que queremos ser haberes humanos y muchas veces confundimos el verdadero valor de las personas, con el valor de sus bienes.
A las personas de este Eneatipo suele llamársele los camaleones del Eneagrama, esto se debe a que en su afán de triunfar y sobresalir suelen adquirir características de la personalidad de la o las personas que son referentes en lo que realizan. Si su jefe juega golf, ¡a ellos les encanta el golf!; están muy dispuesto a jugar el rol necesario para brillar en lo que realizan, por lo tanto de manera similar a los 9, pero por motivos muy diferentes, suelen fundirse con la imagen idealizada del modelo de éxito que tienen, olvidando en parte quienes son.
Yo Siento, pero Hago y Pienso poco, centro de la Tríada de sentimiento, las personas que pertenecen a este Eneatipo son personas cuya motivación principal está cimentada en fortalecer su valía personal, en la construcción de su imagen propia. Su actuar y pensar están fundamentalmente orientados a conseguir la admiración del otro, y a través de ésta, la suya propia.
Como están regidos por el área del cerebro límbico las personas de este Eneatipo al igual que sus vecinos de Tríada, dan mucha importancia a las emociones, buscando desesperadamente ser amados, dando mucho valor a las relaciones, y en el caso de los 3 los lleva a buscar en el otro la aprobación como signo del amor y valoración que no encuentran en sí mismos. A ellos parece sobrarle el amor propio, pero viven buscando el aplauso de los demás para reafirmar el amor por sí mismos.
El componente de la energía divina que los miembros de la Tríada del sentimiento vienen a aprender a manifestar es el Amor en sus vidas, que en el caso de los 3 se vive intentando buscar el aplauso de los demás, a través del éxito como una forma de sentirse aprobados y valorizados.
El Amor Universal es gratuito, no nos pide cumplir requisitos para merecerlo, cuando nos conectamos con este componente de la energía divina, vivimos con una sensación de abundancia que nos permite aceptarnos con nuestras debilidades y fortalezas, sin temor a perder el amor de quienes nos rodean si no somos exitosos.
Este Eneatipo se quedó atrapado en el arquetipo de Apolo, del triunfador, de alguien que posee las cualidades para triunfar en lo que se proponga, amante de la elegancia y el éxito pondrá todo lo mejor de sí para conseguir lo que desea.
El pecado capital de este Eneatipo es la vanidad, deformación del amor a sí mismo. La necesidad que tienen las personas de este número de inflar su autoestima mediante el éxito, se puede interpretar como una subestimación de sus verdaderas capacidades y valor.
La pasión de este Eneatipo es el status, mediante el cual aseguran una posición en la sociedad y el reconocimiento de los demás. En ocasiones pierden las proporciones y gastan energía en competencias intrascendentes, como un juego de cartas o el modelo de su auto.
El miedo básico de este Eneatipo es no ser valorizados por los demás, pues sienten que si no son exitosos no los amarán; cuando este miedo es llevado al extremo pueden llegar incluso a usar medios poco ortodoxos para conseguir triunfar, en ese caso para ellos el fin justica los medios.
Este miedo básico a no ser valorizados genera el deseo básico de tener éxito, que llevado a la exageración termina degenerando en afán exitista, pretendiendo calmar su fuerte necesidad de aprobación. No obstante, este deseo volcado hacia la virtud se transforma en eficiencia y alegre liderazgo, ellos parecen invitarnos a dar lo mejor de nosotros mismos y aprender a no conformarnos con segundos lugares ni con triunfos morales.
Como todos los miembros de la Tríada del sentimiento, los 3 están orientados al pasado, suelen evaluar su desempeño pasado comparándose con los demás y evaluando el éxito que tuvieron en lo que hicieron.
Su lema es: “Triunfo, luego existo” y su frase y típica: ¡En ocasiones el fin justifica los medios!

Pauta Infantil del Eneatipo 3.
En su infancia sintieron que no fueron amados por si mismos, sino por sus logros, llegando a ser su identidad un currículo exitoso.
Con medallas, diplomas y buenas calificaciones conseguían la aprobación de sus padres y de esta forma se sentían amados.
Concluyeron que su valor radicaba en hacer ciertas cosas de forma extraordinaria; el buen rendimiento, se transformó en el indicador de su valía. Los 3 mantienen un vínculo emocional muy fuerte con la persona que los crió, generalmente la madre quien los colmaba de atenciones y los hacía sentir superiores, aprendieron inconscientemente a hacer lo que le agrada a esa persona, para que se sienta orgullosa de ellos. Aprendieron a relacionarse con los demás no en forma espontánea, sino buscando la admiración que tanto les dio su madre.

En su variante sana.
Las personas de este Eneatipo en forma similar a los del Eneatipo
1, disfrutan de su capacidad de hacer las cosas bien y de sus deseos de triunfar, comprenden que esta necesidad obedece a un llamado de un aspecto de su personalidad, firmemente arraigado desde su infancia. Aprenden a disfrutar del proceso y el éxito se convierte en un premio a su esfuerzo y deja de ser la meta que justifica su esfuerzo.
Son ambiciosos y disfrutan de su capacidad de brillar, dan lo mejor de sí mismos y son tremendamente creativos para conseguir lo que se proponen, si no son los primeros en alguna actividad pueden felicitar honestamente al ganador y se estimulan a sí mismos a volver a intentarlo.
Aprenden a dar importancia relativa a las diferentes situaciones en su vida, no es necesario que sean los mejores en todo lo que hacen. Excelentes lideres, planificadores y ejecutivos, no se desalientan por los inconvenientes y ponen un toque de entusiasmo y alegría en todo lo que realizan. Todo lo que emprenden se transforma en un verdadero e inspirador ejemplo de entusiasmo, mostrándonos que la vida está llena de hermosos desafíos.
Nos hacen un llamado a entregar lo mejor de nosotros mismos, a manifestar la excelencia en nuestro quehacer por cotidiano que sea. Saben reconocer las cualidades de cada personas, invitándolas y ayudándolas a conectarse con sus talentos personales, aún cuando ello signifique que alguien sobresalga más que ellos mismos, son capaces de reconocer el valor de unmiembro de su equipo sin sentirse menospreciados por ello.
Los 3 sanos son todo lo que parecen ser, son verdaderos modelos de honradez, simplicidad y autenticidad, son personas admirables que disfrutan del reconocimiento que provocan, pero no lo necesitan para sentirse valiosos.

En su variante menos sana:
Los tipo 3 menos sanos, transforman su necesidad de amor y aprobación en su obsesión, viven buscando el aplauso y el éxito, llegando incluso, si es necesario, a la trampa, engaño, plagio o cualquier ardid que les permita triunfar.
Para conseguir el afecto de los demás se visten con el disfraz que el papel que están jugando les exige, en su intento de agradar van olvidando quienes son realmente. Sienten mucha vergüenza de la falsa imagen que han forjado y, en su interior, sienten que si las personas vieran quienes son, entonces dejarían de quererlos y valorizarlos.
Transforman sus ansias de ser los mejores y de triunfar en una obsesión y andan por la vida demostrando que son los mejores en lo que sea, no pierden oportunidad de competir y cuando no consiguen el éxito se enojan y sienten disminuidos. Son capaces de transformar cualquier situación de la vida en una campo de competición, pueden lidiar por ser los mejores vestidos, los más chistosos, los con mejor auto, los más puntuales, los mejores en el deporte, los más cultos, lo que sea.
Dan tanta importancia a su imagen personal, a la forma en que hablan, en cómo se comportan y es tanta su necesidad de ser admirados, que hacen un enorme esfuerzo por encajar, son los camaleones del Eneagrama, de tanto ponerse máscaras no saben quienes son en realidad. Piensan que el cariño de los otros dependerá de su capacidad de triunfar, de ser simpáticos y brillar. Con frecuencia están comparándose con los demás y analizando y revisando sus acciones; así van comprobando si brillaron lo suficiente.
Cuando trabajan en equipo los triunfos son de ellos y los fracasos de todos. No soportan que alguien les gane o sobresalga más que ellos y son capaces de dar codazos, hacer zancadillas y mentir si es necesario con tal de revertir la situación. Puesto que temen al fracaso y a la humillación, los tipos 3 malsanos pueden llegar a ser explotadores y oportunistas y van a hacer lo que sea para mantenerse arriba, incluso a costa de los demás.

Alas y líneas de integración y desintegración.
El Eneatipo 3 tiene las alas 4 y 2. Cuando se inclina al lado más sano del 2 se vuelven solidarios y amigables, orientando su necesidad de ser mejores hacia los demás. Sin embargo, si se tornan al lado menos sano del 2 entonces comienzan a utilizar a los demás para sus fines, buscando continuamente la aprobación de aquel a quien usan. Cuando se vuelcan al lado más sano del 4 se vuelven creativos en su trabajo y aprenden a reconocer sus necesidades emocionales. Sin embargo, si se orientan al lado menos sano del 4 entonces se vuelven envidiosos y resentidos, sienten que los demás están en su contra y que nadie sabe en realidad reconocer su verdadero valor.

El Eneatipo 3 se integra hacia el número 6, disfrutando el valor de pertenecer a un grupo y ser leal, abrazando una escala de valores de referencia y comprendiendo lo valioso que es respetarla. Cuando se desintegran hacia el 9, se vuelven apáticos, solitarios, se sienten sin capacidad de liderazgo y piensan que todo lo deben conseguir por sí mismos.

Misión Álmica del Eneatipo 3.
Las personas de este Eneatipo sienten una voz en su interior que les dice:
Tú puedes ser el mejor.
Aspirando a triunfar y a brillar, nos enseñan el valor de querer ser los mejores en lo que hacemos.

Cuando se alinea con su Misión Álmica.
Los 3 sanos poseen una autentica autoestima, la valoración de sí mismos es muy realista y sincera. Tienen una sana percepción de sus posibilidades y limitaciones. Poseen autentico amor propio y pueden amar sin condiciones. Son ambiciosos y perseverantes, excelentes líderes, se aplican en desarrollar las cualidades que verdaderamente tienen.

Cuando no se alinea con su Misión Álmica.
Se resienten porque sienten que les falta admiración y amor y se descontrolan transformando la vida en una competencia, donde ganar a cualquier precio parece ser su meta. De esta forma cada vez se alejan más y más de eso que tanto buscan: respetarse y amarse a sí mismos. Se olvidan que el verdadero valor de lo que hacemos, radica en la satisfacción de dar lo mejor de nosotros mismos y que el resultado depende más del esfuerzo que ponemos en hacerlo bien, que en nuestros deseos de ser los mejores.

Guía para permitir que la Misión Álmica se manifieste.
Estás llamado a ser un modelo que inspira a los demás a dar lo mejor de sí, reconoce el talento que te fue dado y permite que se manifieste, no necesitar ganar en todo, sólo recordarnos el valor de hacer el mejor esfuerzo en todo lo que emprendamos.
Tu desafío es abandonar la creencia de que tu valía depende de la buena consideración de los demás, así de a poco irás comprendiendo que en tu interior eres una persona muy valiosa, al quitarte las máscaras serás capaz de reconocer quien eres, más allá del tamaño de tu colección de trofeos y el sonido de los aplausos,
Por placentero que sea ganar, eso no te hace mejor que los demás y ni siquiera te asegura ser admirado. El amor que tanto ansías merecer, no se consigue como premio, sino que nace de un profundo conocimiento y aceptación de tus cualidades y limitaciones.
Tu verdadero valor ya lo tienes sólo por existir, comprende que el reconocimiento de los demás es un espejismo, que en algún momento se llegará a desvanecer. Poner tu felicidad en la aprobación de los otros es una bomba de tiempo, que tarde o temprano terminará por estallar.
Busca una definición de ti mismo que responda a aquello que realmente eres, no a aquello que se identifica con lo que haces o con lo que los demás esperan de ti.
Tu reto es aprender a disfrutar del competir algo inherente a ti, disfrutando del placer de dar lo mejor de ti, desvinculándote del resultado. Aprende a disfrutar de los procesos, sin el apremio que la meta te impone, no te pierdas de la belleza del trayecto intentando llegar primero.
Quien verdaderamente te ame, lo hará reconociendo tus fortalezasy debilidades. Quien te admire sólo por tus éxitos, se está perdiendo de la riqueza de tu ser. Mediante la aceptación de ti mismo y de los otros, conseguirás expresar el amor en la tierra

Reconoce al 3 que hay en ti:
Los dones del Eneatipo 3 sanos, se asocian mucho con las cualidades que se esperan de las personas exitosas del mundo moderno. Todos tenemos un 3 en nuestro interior que busca manifestar la excelencia de la vida.
1. ¿Has usado ropa de marca por el placer de que sea notado por alguien?
2. ¿Has abandonado una actividad por temor a no ser lo suficientemente bueno?
3. ¿Has preferido no asistir a un lugar con tal de no hacerlo debidamente presentado?
4. ¿Has comparado tus bienes con los de tus vecinos?
5. ¿Eres buen perdedor?

Agranda la puerta, Padre,
porque no puedo pasar.
La hiciste para los niños,
yo he crecido, a mi pesar.
Si no me agrandas la puerta,
achícame por piedad.
Vuélveme a la edad aquella
en que vivir es soñar.
Miguel de Unamuno.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Déjanos tu comentario

Lo + Visto en la Ultima semana

Lo + Visto en el Mes

Lo + Visto desde el 2011

Para Fluir en nuestras actividades.

1. Hay metas claras en cada paso del camino.
2. Hay una respuesta inmediata a las propias acciones
3. Existe equilibrio entre dificultades y destrezas.
4. Actividad y conciencia están mescladas
5. Las distracciones quedan excluidas de la conciencia
6. No hay miedo al fracaso.
7. La autoconciencia desaparece
8. El sentido del tiempo queda distorsionado
9. La actividad se convierte en autotelica

Teoría de Abraham Maslow

La Actitud Creativa

Renunciar al pasado
Renunciar al futuro
Inocencia
Reducción de la conciencia
Perdida del ego
La fuerza inhibitoria de la conciencia (del si mismo)
Los temores desaparecen
Disminución de las defensas e inhibiciones
Fortaleza y coraje
Aceptación: la actitud positiva
Confiar frente a intentar, controlar, esforzarse
Receptividad taoista
Integración del conocedor B (frente a disociación)
Permiso para sumergirse en el proceso primario
Percepción estética en lugar de abstracción
Máxima espontaneidad
Máxima expresividad
Fusión de la persona con el mundo

8 formas en que las personas se auto actualizan o conductas merced a las cuales se alcanza la auto actualización

1. Concentración.
2. Decisión de crecimiento
3. Conciencia de sí mismo
4. Honestidad.
5. Juicio
6. Autodesarrollo
7. Experiencias cumbres
8. Supresión de los mecanismos defensivos del yo.