Tarea 2


Pasó una semana, faltan once. Tiempo de tomar aún más en serio las tareas semanales. No se preocupen si no las hacen todas o alguna se dificulta. Pero hagan el mayor esfuerzo por completarlas, es importante.

Si no haz podido acompañarnos en las sesiones virtuales, te invito a que hagas las tareas de todas formas ¡Son muy sencillas y poderosas! Ya vendrá la oportunidad de poder trabajar juntos.

Ah, y por nada del mundo dejen de lado las páginas de la mañana y la cita con el artista...aunque sé que no es necesario recordarlo.

1.   Lectura afirmativa. Cada día. a la mañana y a la noche, recógete y lee los Principios Básicos. Mantente alerta a cualquier cambio de actitud. ¿Puedes dejar de lado algo de tu escepticismo?

2.   ¿En qué empleas tu tiempo? Escribe una lista con tus cinco actividades principales de esta semana. ¿Cuanto tiempo empleaste para cada una? ¿Cuales querías hacer y cuáles fueron obligaciones? ¿Cuánto de tu tiempo se emplea en ayudar a los otros, desechando tus propios deseos? ¿Acaso alguno de tus amigos con problemas de bloqueo desató dudas en ti?

Toma una hoja de papel y dibuja un círculo. En el interior del circulo ubica los aspectos que necesitas proteger. Escribe allí el nombre de los que te ayudan. En el exterior del círculo ubica los nombres de aquellos de quienes debes protegerte en este momento. Mantén este mapa de seguridad cerca del lugar donde escribes tus páginas de la mañana y úsalo para mantener tu autonomía. Agrega los nombres en el círculo interior y exterior en la medida en que sea apropiado: "¡Ah! En este momento no debo hablar con Derek de este tema".

3.    Escribe una lista de veinte cosas que te gusta hacer, por ejemplo: patinar, escalar, hornear tortas, hacer una sopa, hacer el amor, hacer el amor otra vez, andar a caballo, jugar a la mancha, salir a correr, leer poesía, etcétera. ¿Cuándo fue la última vez que te permitiste realizar alguna de esas cosas? Junto a cada item escribe una fecha; no te sorprendas si en algunos casos han pasado años desde la última vez. Esto tiene que cambiar; esta lista será un recurso excelente para tus encuentros con el artista.

4.   De la lista precedente, elige dos actividades favoritas que has estado evitando y que podrían ser las metas de esta semana. Estas pueden ser modestas, como comprar un rollo de película y salir a sacar fotos Recuerda que estas tratando de obtener cierto control sobre tu tiempo; busca espacios de tiempo sólo para ti y úsalos para pequeños actos creativos. Hazte una escapada a la disqueria en el horario del almuerzo, aunque sea tan sólo por quince minutos. Deja de buscar grandes espacios de tiempo libre; en su lugar encuentra pequeñas oportunidades.

5.   Vuelve a leer la primera semana y las afirmaciones. Observa cuáles son las que te causan más reacción; a menudo, la que suena más ridícula es la más significativa. Escribe en tus páginas de la mañana cinco veces al día tres afirmaciones seleccionadas; asegúrate de incluir las afirmaciones que surgieron en tus desatinos.

6.   Regresa a tu lista de vidas imaginarias de la semana pasada. Agrega cinco vidas más; de nuevo trata de ver si podrías aproximarte en algunos aspectos de tu vida a esas otras. Si en tu lista estaba la bailarina, ¿te permites a veces ir a bailar? Si habías anotado la vida de un monje, ¿has ido alguna vez a un retiro? Si le hubiera gustado ser buzo, ¿hay algún negocio de artículos para buceo que pudieras visitar?

7.   La torta de la vida. Dibuja un círculo y lo divides en seis porciones. En una parte escribe espiritualidad; en otra, ejercicio, en otra, esparcimiento, y así sucesivamente con trabajo, amigos, y romance/aventura. Dibuja una marca en cada porción indicando el grado en el que te sientes realizado en cada área (el borde extemo indica el máximo, la parte interior del círculo indica el mínimo). Conectando los puntos se obtiene una figura que muestra el grado de desequilibrio de tu vida.

Al comenzar el curso es frecuente que la torta de tu vida parezca una tarántula. En la medida en que progresa la recuperación se puede ir convirtiendo en un mándala. Trabajando con esta herramienta notarás que hay áreas de tu vida empobrecidas, a las cuales no prestas atención alguna. Utiliza los ratos de tiempo libre que empiezas a encontrar para modificar esta situación. Si tu vida espiritual es exigua, aun una visita de cinco minutos a una sinagoga o iglesia puede restaurar el sentido de lo numinoso. Para muchos de nosotros, cinco minutos de música de tambores pueden ponernos en contacto con algo más interior. Para otros, una visita a un invernadero. Un mínimo de atención prodigada a nuestras áreos empobrecidas puede nutrirlas.

8.  Diez pequeños cambios. Confecciona una lista de diez cambios que te gustaría realizar, de lo importante a lo nimio o viceversa ("Comprar sabanas nuevas para tener un juego de repuesto, visitar China, pintar la cocina, librarme de mi odiosa amiga Alicia"). Hazlo de esta manera:

Me gustaría...................................
Me gustaría...................................

En la medida en que las páginas de la mañana nos acercan más y mas al presente, donde prestamos atención a nuestra vida cotidiana, un pequeño cambio como un cuarto de baño pintado a nuevo puede introducir un significativo sentido de autocuidado.

9.   Elige algo pequeño y tómalo como meta esta semana.

10. Llévalo a la práctica ahora.

Ideas claves

Hola compañeros de camino, espero que les estén dando una oportunidad a las tareas de esta semana y que no hayan perdido el entusiasmo inicial.

Quiero recordarles algunas de las ideas clave que vimos en la charla para inspirarlos a seguir observando su propia recuperación artística.

LA CURACIÓN

No estamos acostumbrados a confiar en nuestra creatividad. A medida que se abren los canales y nos hacemos más fuertes, nuestro despertar es más amenazador para algunas partes de nosotros mismos y sobre todo, para los que nos rodean.

No debemos permitir que las dudas se conviertan en autosabotaje.

COMPAÑEROS VENENOSOS

La principal amenaza para el artista interior son compañeros creativos que siguen bloqueados. Nuestra recuperación puede perturbarlos, recordarles que tiene miedo de pedir ayuda al Gran Creador. Debes tener particular cuidado si te dicen que te estás volviendo distinto o egoísta. La culpa puede ser desastrosa para nuestro artista interior, que como un niño necesita protegerse y ocuparse de si mismo hasta que sea lo suficientemente fuerte.

LUNÁTICOS

Otro tipo de personajes que usamos para justificar nuestro bloqueo creativos son los lunáticos: Son la personas encantadoras pero manipuladoras. Especialistas en crear caos a donde vayan, con tal de ser el centro de atención.

Los lunáticos van a abusar de tu tiempo, dinero , reputación y amistades, y se lo vas a permitir porque en el fondo tu también eres un poco lunático, y sobre todo porque te da una excusa perfecta para no tomarte en serio tu creatividad: Quién sabe, si haces el trabajo y tienes la humildad para pedir ayuda, tal vez seas un artista recuperado después de todo , y entonces todo cambiaría. Y a nuestro ego no le gusta el cambio, aunque sea para bien.

ESCEPTICISMO

Así como hay enemigos externos de nuestro artista interior, también los hay internos. El principal es lo que Julia Cameron llama la duda secreta: cuestionamos cada paso del camino, no porque sea racional hacerlo, sino porque en el fondo no estamos seguros todavía que lo más conveniente para nosotros sea volvernos más creativos. También consideramos demasiado extraña la idea de que el universo se muestre favorable a nuestros "pequeños" proyectos. Es normal que todavía nos sintamos demasiado fraudulentos para aceptar las oportunidades que se abren frente a nosotros. Creemos que no las merecemos.

Lo importante es recordar que no estamos obligados a descartar ninguna de nuestras creencias, ni buenas ni malas. Es suficiente que las examinemos, y para eso tenemos nuestras herramientas básicas: Las páginas de la mañana y la cita con el artista.

ATENCIÓN

Finalmente un enemigo muy peligros y traicionero es una adicción a la fantasía, propia de ciertas personalidades artísticas. En cambio de ni siquiera permitirnos la idea de que el universo quiere que seamos más creativos, nos vamos al extremo contrario: Soñar con el Oscar, con el Nobel que nos vamos a ganar cuando no hemos empezado a hacer el trabajo básico. La supervivencia de nuestro artista interior depende de la cordura y la cordura se logra poniendo atención aquí y ahora en cada detalle. La atención es lo que nos va a permitir movernos momento a momento sobre el dolor de todas las cosas que tenemos que superar y destapar en el proceso. Cada instante es soportable. En el ahora mismo todos siempre estamos bien.

Por último, como lo prometido es deuda, aquí están las reglas del camino:

Para ser un artista debo:
1.Acudir al papel. Usarlo para descansar, para soñar, para intentar.

2.Alimentar el manantial, cuidando de mi artista.

3.Proponerme metas pequeñas y amables y cumplir con ellas.

4.Rogar para adquirir humildad, coraje y dirección.

5.Recordar que es mucho más difícil y penoso ser un artista frustrado que completar un trabajo.

6.Estar siempre alerta a la presencia del gran creador, guiando y ayudando a mi artista.

7.Elegir camaradas que me alienten a trabajar, no solamente a hablar del trabajo o de porqué no lo estoy haciendo.

8.Recuerda que el gran creador ama la creatividad.

9.Recuerda que tu ocupación es realizar el trabajo, no juzgarlo.

10.Poner esta frase en el lugar de trabajo: ”Gran creador, yo me ocuparé de la cantidad. Tú ocúpate de la calidad.”

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Déjanos tu comentario

Lo + Visto en la Ultima semana

Lo + Visto en el Mes

Lo + Visto desde el 2011

Para Fluir en nuestras actividades.

1. Hay metas claras en cada paso del camino.
2. Hay una respuesta inmediata a las propias acciones
3. Existe equilibrio entre dificultades y destrezas.
4. Actividad y conciencia están mescladas
5. Las distracciones quedan excluidas de la conciencia
6. No hay miedo al fracaso.
7. La autoconciencia desaparece
8. El sentido del tiempo queda distorsionado
9. La actividad se convierte en autotelica

Teoría de Abraham Maslow

La Actitud Creativa

Renunciar al pasado
Renunciar al futuro
Inocencia
Reducción de la conciencia
Perdida del ego
La fuerza inhibitoria de la conciencia (del si mismo)
Los temores desaparecen
Disminución de las defensas e inhibiciones
Fortaleza y coraje
Aceptación: la actitud positiva
Confiar frente a intentar, controlar, esforzarse
Receptividad taoista
Integración del conocedor B (frente a disociación)
Permiso para sumergirse en el proceso primario
Percepción estética en lugar de abstracción
Máxima espontaneidad
Máxima expresividad
Fusión de la persona con el mundo

8 formas en que las personas se auto actualizan o conductas merced a las cuales se alcanza la auto actualización

1. Concentración.
2. Decisión de crecimiento
3. Conciencia de sí mismo
4. Honestidad.
5. Juicio
6. Autodesarrollo
7. Experiencias cumbres
8. Supresión de los mecanismos defensivos del yo.