Creatividad para el cambio


Autor: Jose Limaco


Desear

Ser creativo es solo encontrar algo diferente, en donde todo el mundo ve lo mismo siempre, es encontrar lo mejor dentro de lo peor, es encender la vela donde todo es oscuridad, es descubrir la solución dentro de uno mismo, es construir con los demás algo que los identifique a todos. Ser creativo no significa ser inventor o una persona de mucho ingenio ó no significa en convertirse en una persona famosa, seriales o millonarios, sino ser creativo va más allá. Significa sobrevivir con ingenio a las situaciones mas adversas, pero también significa tener sueños, de allí viene el cambio. El ser humano tienen sueños, muchos tienen insatisfacción, necesidad de logro, por ello se atreve a crear, inventar, innovar o solucionar. Para ser

creativos existe seis momentos:

1-. Tiempo para desear ser creativos.

2-. Tiempo para sentir.

3-. Descubrir nuestro potencial creativo.

4-. Desarrollar las habilidades creativas.

5-. Tiempo para crear..

6-. Tiempo para cambiar y poner manos a la obra.

La insatisfacción es algo muy común, nos lleva a concebir novedosas creaciones. La creatividad es una habilidad que puede ser desarrollado en cualquier momento, por cualquier persona, mientras realiza actividades, incluso, rutinarias y sencillas; solo es preciso desearlo. El proceso mental de crear se lleva a cabo de la siguiente manera:

El hemisferio izquierdo de nuestro cerebro, ordena, clasifica y analiza la información lógica, causal y racional. El hemisferio derecho, procesa ideas en su origen, los sentimientos, las intenciones; en este hemisferio surgen las inquietudes del creativo, surgen las ideas potenciales. Estas ideas potenciales deben ser procesadas y organizadas por el hemisferio izquierdo, de lo contrario quedará solo en ideas potenciales.

Mientras la persona creativa es el que logra establecer una relación entre la idea y la acción, entre el conocimiento y la intuición, entre lo programado y lo inesperado, la idea creativa es la intercambio de experiencias, relación entre los dos hemisferios cerebrales.

Ser creativo no es un talento, sino una habilidad basado en la actitud de creer que todos podemos

desarrollarla, es decir "querer serlo" La creatividad debe centrarse en el ser humano, mas que en crear productos, es decir, asumir la creación de nosotros mismos, ¿qué podemos esperar de la vida?

Volver a empezar cada día

¿Porqué tenemos que esperar que la vida nos sacuda con fuerza para atrevernos a empezar de nuevo o valorar lo que tenemos?.- tenemos muchas cosas maravillosas que Dios nos ha dado, y también tenemos el tiempo para disfrutarlo, entonces cada instante debe ser para ello; si la vida son ciclos, debemos convertir cada instante en un ciclo para disfrutar de las maravillas del mundo en lugar de entrar en la rutina, si a veces tenemos que hacer de nuevo las cosas, también debe ser gratificante. Debemos aprender a encontrar la sorpresa que nos trae cada instante, pues queriendo o no, si tiene significado. Una sonrisa o una palabra de aliento, puede arreglar un día o un momento gris. Ching-tan decía "Renuévate

por completo cada día, después vuelve a renovarte, renuévate sin descanso y nunca dejes de renovarte"

Atrevámonos a vivir cada día como si fuera el primero.

Este mundo desconocido

Hay muchas cosas o situaciones en nuestra vida a las que no prestamos atención, es un mundo

desconocido, no lo solemos ver siquiera, pero analizamos estas cosas o situaciones o si nos detenemos en ver con profundidad esto se llama curiosidad. La curiosidad es la lleve mágica que abre las puertas de la creatividad. De cada cosa o situación debemos hacernos todas las preguntas posibles, ¿Cómo?, ¿Dónde?, ¿Porqué?, ¿Qué?, ¿Cuándo? Contestarlas y buscar mas preguntas y finalmente decir

¿Podemos mejorarlo? Mientras subsiste la curiosidad no podemos permanecer satisfechos con la ignorancia y el mundo continuará entregándonos sus secretos.

Perseverar para descubrir

¿Cuántas veces en la vida encontramos en el primer obstáculo el pretexto para detener la lucha? La persistencia es un indicador de la fortaleza que debemos tener para perseguir nuestras inquietudes, por mas difíciles que estas sean. Para ser un gran descubridor no solo se precisa tener una inquietud mucha creatividad y persistencia, sino que también es necesario poder aplazar la gratificación y contar con un orgullo a prueba de balas El objetivo de ser creativo es descubrir algo que está frente a nosotros, pero que podemos ver. Solo cuando perseveremos y logramos develarlos ante los ojos de los demás, el objeto será reconocido como verdaderamente valioso.

Ideas que trascienden

A lo largo de la historia siempre encontramos ideas que ha sido imposible silenciar, las buenas ideas se resisten a morir y perdurar en el tiempo. A menudo son posteriormente retornadas estudiadas y mejoradas por otras personas que no le temen a lo desconocido ni a lo imposible, porque han captado lo esencial de tales ideas y desean poner todo de su parte para resaltar. Cuando nos presenta una idea, siempre surgirán riesgos que enfrentar por ejemplo la probabilidad del 20% de que la idea no resulte; pero debemos concentrarnos en el 80% de que la idea si resulte contra sentimientos de impotencia, incomprensiones etc.

Pero hay que saber tomar lo mejor de cada caso y aceptar que, con cada aporte, se puede construir algo de mayor trascendencia.

Candados que se abren

Al ser humano es capaz de crear rejas mentales con candados que encasillan su vida, a pesar de tener el manejo de llaves para abrirlas Los candados que cargamos de manera inconsciente pueden ser:

- Esquemas mentales limitantes: Es decir la relación entre principios, valores, costumbres, hábitos e ideas preestablecidas nos confiere estabilidad y seguridad, pero también rigidez que esconde resignación; es necesario romper esta rigidez por el cambio, "cuando el mundo gira, todo da vueltas"

- Escasez de Tiempo:- No apelemos a nuestra creatividad solo en situaciones de emergencia, allí no tendremos tiempo, por el contrario asumamos una actitud creativa en forma permanente, hagamos las cosas ahora que tenemos tiempo para que encontremos hechos las cosas cuando nos falta el tiempo.

- Temor al ridículo: Cada caída nos detiene porque no estamos preparados para afrontar el riesgo y la frustración, no estamos preparados para seguir caminando.

- Ver el Trabajo como un sacrificio: por ello es tedioso, pesado, es doloroso y eso lo hacemos todos los días. Cambiemos de esquema mental, convirtamos el trabajo un deleite, todo está en el estado mental, tomemos el trabajo como un desafío interesante sin importar el costo esto es motivación constante.

-Conformismo.- Cuando se pierde el compromiso con la propia vida, el compromiso se mantiene inerte y lo lleva enfrentar todas sus batallas de la misma manera y fracasan. El conformista culpa a los demás de todo a los otros o a los demás, piensa que todos son culpables menos él, no ve sus responsabilidades, tampoco ve sus errores.

Sentir

La sensación es la capacidad para captar información de la realidad o de su entorno y parte de un

estímulo. La percepción es la interceptación de nuestras sensaciones y la percepción varia de acuerdo a las características de las percepciones y es selectivo y deductivo. Para encontrar conocimiento más allá del obvio requiere:

1-. Sensibilizarnos, es la capacidad de obtener todo, captar la mayor cantidad de estímulo en una situación ordinaria, fijarse en detalles que para otros pasan desapercibidos.

2-. Buscar lo no evidente y es el don del verdadero experto, salir de la rutina, imaginarse que todo es posible.

3-. Abandonar la interpretación esquemática a las conclusiones rápidas. Los esquemas son límites o parámetros en el que encerramos algo que conocemos y a fuerza de conocerlo lo asumimos como verdad.

Esta idea debe cambiarse y todo puede cambiar y debe cambiar, las verdades cambian no debemos

generalizar y esto nos impide a conocer en profundidad muchas cosas. Es necesario vencer supuestos, dejar de interpretar siempre de la misma manera, captar diversas dimensiones de un mismo estimulo, soñar despierto, inspiramos, imaginar y relajar el estado de conciencia.

El aprendizaje se produce en un 83% a través de la vista, 11 % a través del oído y 6% a través de los otros sentidos. La visión nos brinda abundante información. Leyes que rigen nuestros esquemas visuales:

1-. Ley de la buena forma o de la plenitud es necesario ver no solo la forma inmediata sino todo el fondo y a la plenitud en conjunto.

2-. Ver la forma y el fondo, es necesario ver no solo lo que destaca sino el fondo, lo que esta escondido sacar a flote, es necesario investigar antes de juzgar.

3-. Ley de la proximidad.- vemos conjuntos y todo lo incluimos en los conjuntos y asumimos que todos los que pertenecen a esos grupos son iguales, para crear debemos diferenciar cada objeto aunque parezca similar al otro, personalizar para ver mas allá de lo general.

4-. Ley de la Igualdad.- por medio de la cual reunimos elementos iguales y lo separamos; sin embargo para que funcione es necesario unirlo y trabajar con aquello que menos nos aparecen. De esta forma conoceremos un ángulo distinto de la realidad y lo conoceremos mejor, evitando que el orden sea fijo y estático.

5-. Ley del cierre.- que nos impulsa a encerrarnos en límite. Es necesario salir de este límite o del contexto en el que nos desenvolvemos para ver el panorama sin límites sin encasillamiento, el problema se soluciona mejor cuando se ve desde afuera.

6-. Ilusión óptica.- ¿Qué vemos primero? ¿vemos lo que hay? o vemos lo que no hay?. Nuestra actitud creativa nos debe ayudar a dejar de mirar solamente los vacíos; sobre la base de lo que ya existe, debemos construir realidades.

7-. Ley de la constancia perceptiva.- a pesar de los cambios, tratamos de recordarle las cosas de manera constante que se convierte en una resistencia ante la única constante de nuestra sociedad: el cambio. Sentir la energía en silencio e todas las estimulaciones sensoriales, la auditiva es la más constante: se da desde el nacimiento, a través de las voces familiares y de la permanente orquestación de la realidad siempre estamos escuchando ruidos, quejidos del mundo, mensajes verbales y no verbales, silencios y pausas latidos y ritmo de la gente y por último también escuchamos los miles de pensamientos que nos acosan día y noche. El oído, es uno

de los sentidos mejor controlados por el ser humano; podemos graduar hasta inhibir un ruido molesto y concentrarse en una grata conservación o una grata melodía; pero lo que si se nos hace difícil es silenciar del todo nuestro pensamiento. Esto es algo que solo se logra si controlamos nuestra mente y dejamos escoger nuestro espíritu. Escuchamos tres tipos de silencio:

- El de los demás.

- El del ambiente.

- El nuestro.

Para comprender el silencio de los demás, tenemos que silenciar primero nuestro propio mundo, para luego ingresar al silencioso mundo interior del otro. El verdadero silencio no solo es ausencia de sonido, sino es también ausencia del ego. Controlar nuestro ego permite contemplar y emprender a la otra persona y reconocer sus necesidades, problemas y sentimientos. Escuchar su voz y su silencio se puede convertir en una oportunidad para compartir ideas, ver diferente y recrear lo que no funciona. Escuchar el ambiente nos ayuda a concentrarnos y a trabajar con continuidad prestar atención al mismo detalle. Es en silencio que todo lo que está a nuestro alrededor destaca. El silencio de nuestra mente es lo más complicado, por la cantidad de pensamientos que construimos cada momento. Para acallar estos pensamientos tenemos relajar nuestra mente y nuestro cuerpo hasta solo percibir nuestra respiración, nuestros latidos, pulso y

escuchar nuestros abandonados sonidos internos, relajamos hasta llegar a sentir nuestro impulso vital para recargarnos de energía, reivindicar nuestro espíritu y nos purifica de la sobrecarga de la información que nos satura. Esto se llama meditación, nos ayuda a descargar nuestra mente y lo que es más importante, calma nuestro ego que es el mayor ruido de nuestro espíritu. Estamos capacitados para escuchar todo lo que queramos, pero lo más importante es discernir que debemos escuchar. " Si no es verdad, no es útil ni es bueno" entonces ¿ porqué tenemos que oírlo". Este tipo de mensajes nos quita energía positiva para crear. Tenemos que preocuparnos más por construir que por destruir. En el proceso creativo, escuchar las voces de aliento y hacer oídos sordos a las de desaliento y generar los diversos

tipos de silencio para escuchar los gritos del mundo que claman nuestra atención.

Dejar que la piel hable

La piel es el órgano más largo y amplio de nuestro cuerpo humano y conlleva un componente afectivo y silencioso. En nuestra sociedad nos han prohibido tocar, entonces no nos queda mas que mirar, todo entra por los ojos, esto nos resta curiosidad y capacidad para percibir diferentes tipos de detalles y nos sea más complejo de culpas por no poder tocar con libertad aquello que nos llama la atención. Primero aprendemos a tocar, luego a oir y después a ver pero al crecer invertimos este orden. El reconocimiento táctil es parte de todo proceso de experimentación, el tacto es la voz del sentimiento que da seguridad y sentido de pertenencia y es la base de la autoestima. Necesitamos del tacto para poder captar formas, textura, pesos,

temperatura etc. Es sobre la base de estas experiencias que nuestra vista regula luego sus observaciones.

El sentido del cuerpo tiene dos opciones: tocar y dejar huella ó recibir contacto: el tacto no se queda en la superficie: el tacto es la verdadera voz del sentimiento; dejémoslo hablar.

El aroma del mundo natural

El olfato es el más primitivo y simple de nuestros sentidos y es el más emotivo por estar relacionado en el sistema límbico que controla nuestras emociones. La información captada por el sentido del olfato no esta referida a la química del olor, sino a la situación que acompañaba al olor cuando uno lo capto. Cuando trata de descubrir un olor solo se puede relacionar con experiencias, es decir, evocan diferentes periodos de nuestra vida. Es necesario recuperar nuestra sensibilidad olfativa, centrándonos en los auténticos olores del mundo natural.

A la conquista de nuestro espacio

El movimiento es un elemento del lenguaje no verbal, protagonista en el proceso de comunicación. En el, se unen los sentidos del tacto, la gravedad y el equilibrio. El movimiento corporal es un surtido que se encuentra bajo control de la cultura, es decir nos movemos de acuerdo a códigos, normas y reglas formas que nos quitan espontaneidad. De manera inconsciente repetimos rutinas de movimientos, mientras nuestra mente parece sostenida a control remoto. Nuestro cuerpo se aburre de esta rutina, pero nuestra mente necesita que el cuerpo se controle mientras el trabaja, y en consecuencia nuestro cuerpo almacena tensiones, contracciones, strees y adormecimientos. El movimiento es expresión de la energía vital interna, se convierte así en un esclavo de nuestra mente. Existe una fuerte relación entre las variables del espacio que nos rodea o el ambiente en que nos desenvolvemos y nuestro comportamiento.

Para ser naturales tenemos que luchar contra prejuicios, estereotipos condicionamientos y convencionalismo sin cuidado, pues poseemos un sistema de defensa bien definido que controlará toda posible fuga, desfogue o liberación de nuestros mas primitivos impulsos e instintos. Un cuerpo sano, es libre, explora y se desplaza, se estira, se acurruca, salta, contornea, se expresa, en suma: es un cuerpo vivo. Liberemos nuestro espacio, salgamos del límite invisible, rompamos nuestra rutina, cambiemos de posición y posturas, utilicemos todos nuestros músculos y miembros. La tensión disminuirá y nuestra reconquistada libertad corporal contribuirá en mucho con nuestra actitud creativa.

Descubrir

El ser humano promedio solo utiliza el 1% de su potencial cerebral, según Tony Buzan, estudioso de la técnica del mapa mental. A pesar que todo el día pensamos, pero siempre con las mismas rutas, dejando los 99% de rutas sin utilizar, o lo que es lo mismo decir: poseemos 10 millones de neuronas cerebrales, de las cuales solo usamos el 1%. Es necesario efectuar las conexiones neuronales, y lo hacemos cuando realizamos asociaciones, relaciones de elementos distintos, aumentando la capacidad para pensar y crear. Por ejemplo la lectura ayuda a expandir nuestro potencial al hacernos establecer las conexiones que el autor realizó por su cuenta. ¿A cuantas personas podríamos ayudar, si nos atreviéramos a usar mas del 1% de nuestro potencial cerebral?. Proceso creativo

El proceso creativo se desencadena cuando existe una gran inquietud por resolver algo; para ello, muchas veces buscamos respuestas en los libros, en la gente, en la calle, pero la respuesta está en nuestro interior en conexión con nuestro entorno. La duración del proceso creativo varía con la situación e intención del creador, a veces duran un instante, otras duran mucho tiempo. Según Paul Torrance, teórico de la creatividad, el proceso creativo lo fragmenta en cuatro fases:

1-. Preparación (aspiración): reconocimiento de la necesidad.

Incubación (inspiración): Búsqueda de una nueva unidad.

Iluminación (concepción): nacimiento de una idea.

Verificación o acción: realización de la idea y verificación.

Cada vez que creamos, están presentes alguna de estas fases, aunque no necesariamente en el mismo orden; pero para la 1ra. Etapa es necesario que exista una inquietud proveniente de alguna fuente del conocimiento, pues el conocimiento, como la gasolina que impulsa un vehículo, son las ganas y la pasión necesario para el proceso creativo. Así mismo, este proceso tiene inicio pero puede no tener término.

Aspiración o preparación

La fase de preparación incluye tres pasos: oportunidad, diagnóstico y estado ideal. La Oportunidad.- Es la ocasión que se nos presenta para actuar o hacer algo y esto se presenta en los siguientes casos:

- Cuando hay problemas.

- Cuando hay insatisfacción.

- Cuando hay visión.

- Cuando hay necesidades naturales.

- Cuando hay prevención.

En estos casos se presentan oportunidades, pero muchas veces no vemos, pero siempre estamos a tiempo para descubrir algo nuevo.

El diagnóstico-. Es observar todas las posibles soluciones, presentando opciones, por mas simples que puedan aparecer. El éxito en la fase de diagnóstico está en alcanzar una solución que sea

verdaderamente diferente.

El estado ideal-. Es mirar siempre adelante o hacia arriba, ver las cosas en toda su perfección. Hay que atreverse a imaginar lo inexistente, para llegar a estados ideales. Aquello que el ser humano puede aspirar, aquello que puede imaginar, lo puede lograr.

Imaginación-. Es soñar despierto y proyectarnos hacia el futuro unido a nuestro conocimiento. Con la imaginación podemos romper con la lógica. Dando rienda suelta a nuestra imaginación generamos muchas ideas y algunas de ellas serán las mejores.

Libertad-. Vencer el reto de la libertad es presentar nuestras ideas a la luz sin inconvenientes ni

limitaciones, por mas "disparate" o insignificante que sean, aplicar lo que se llama la "tormenta de ideas" o "brainstorning".

Relajar supuestos, paradigmas o ideas dominantes-. En dejar como una idea mas aquellos que

aparentemente son imposibles de cambiar, es decir todo es cambio.

Cambiar el contexto-. Es buscar el mismo problema o la misma solución en otras realidades, todos los principios se aplican a todas las realidades y en todas las dimensiones.

Concepto o iluminación

Es presentar a la luz una idea, es tener claro una idea. La mente está siempre trabajando hasta que logra atar cabos sueltos y dar con la respuesta, ese es el momento de la iluminación. Los momentos de iluminación suelen ir acompañado de sorpresa y satisfacción, pero sobre todo de visión. Para que la mente este totalmente receptiva, es necesario estar relajado, la desesperación nos hace buscar compulsivamente el objeto pero sin éxito. Solo cuando nos serenamos, aparece con nitidez el lugar donde se esconde el objeto de nuestra preocupación. La solución está dentro de uno, solo hay que esperar con paciencia que la mente la ilumine. Un forma de relajarse también es hacer otras cosas con tranquilidad, en la serenidad

encontramos la fluidez y la paz para que salgan nuestras ideas.

Acción y verificación

Llevar la idea a la acción es quizá la fase mas trabajosa, es ejecutar la idea, es convertir en tangible una idea, el tiempo para ello es indeterminado, depende del equipo, la inversión, planes, liderazgo de gestión, etc. La ejecución de una idea depende de nuestras actitudes, algunas lo mencionamos: Hechos y no palabras.- Existen muchas personas con grandes ideas, llegan solo a decirlas, pero no se han atrevido a volcarlas e incorporarlas a la realidad. La fase de acción necesita de coraje, atrevimiento y persistencia para que no vivamos de palabras sino de acciones. Ley de todo o nada.- Es necesario comprender que muchas ideas se pueden realizar de muchas maneras y a veces poco a poco. No aplicar la siguiente frase "si mi idea no se va realizar tal como he dicho, entonces que no se haga".

Ver el vaso medio vacío

Una actitud negativa respecto a los resultados futuros, bloqueen nuestra capacidad de acción, existen acechadores de las buenas acciones o de los que tienen buenas iniciativas, queriendo interrumpir el coraje de llevarlas a cabo, pero es necesario hacer oídos sordos a esas actitudes negativas y tener confianza autoestima y paciencia hasta lograr nuestros objetivos.

Sangre sudor y lagrimas.- Todas Las cosas en la vida tiene su costo, nada es gratis, hasta el aire cuesta para respirar, nuestro organismo hace esfuerzos para tomar el aire. Para realizar nuestras ideas requiere esfuerzo desde el inicio hasta el final, tener en cuenta que " lo que no se empieza no se acaba", sin embargo ese esfuerzo tiene su recompensa, como mínimo la satisfacción de haberlo logrado. ¡Manos a la obra!.

Desarrollar habilidades creativas

Movilizar el punto de vista

A veces ocurre que cuando uno se comunica, a pesar que pone todo el empeño en hacerlo bien la otra parte no logra entender el mensaje, esto se debe a que la persona que se encuentra al frente tiene un patrón o forma diferente de interpretar la realidad. Flexibilizar es movilizarse desde una posición a otra, usar múltiples alternativas, adaptarse a los cambios. Nos cuesta mucho ver de otra manera, nos resistimos a ver de otra manera, solo cuando ocurre algún problema vemos las cosas de diferente forma. Recién nos damos cuenta que hemos perdido la oportunidad de cambiar las cosas y solo por no flexibilizar nuestra manera de pensar. Poner en orden las ideas demora más que el ocasionado por el caos, el cual es en un instante. ¡ Si somos flexibles no tendremos miedo en volver a empezar de una manera distinta cada vez que sea necesario!.

Cóncavo y convexo

Ante la presencia de un problema nos ofuscamos porque no encontramos la solución de inmediato y el problema se agudiza cuando mantenemos nuestra manera de ver las cosas. Para crear una solución debemos conocer otras versiones de la realidad. Es decir opiniones de las demás personas sobre la realidad. En nuestro centro de trabajo tenemos que salir de nuestra oficina para ver lo que hacen los demás y así nos daremos cuenta como influyen en nosotros y nosotros en ellos. Tenemos que poseer visión de niños, de pescadores y de buzos para zambullirnos en las profundidades del conocimiento. Para crear, nuestra mente debe explorar, visualizar, y deducir cuando no puede experimentar.

Meter Senger dice "Cuando nos enfrentamos múltiples interpretaciones del mundo real, la posibilidad que nos queda, en vez de empeñarnos en determinar que es lo correcto, es admitir las interpretaciones múltiples y buscar cuáles son más útiles para un propósito particular". Es decir debemos saber que nuestra posición no es la única, ni la mejor, ni la permanente; es solo una posición, el mismo que puede cambiar con el tiempo. Nos cuesta ponernos en el otro lado (no practicamos la empatía), casi siempre analizamos sólo una parte de la realidad y muchas veces la peor parte resalta sobre la mejor. Ambas son importantes.

Tenemos que identificar cuáles son las fuerzas que gobiernan nuestro comportamiento, para ver como manejarnos a nuestro favor y no en contra. Si queremos lograr un cambio, las fuerzas que nos detienen deben adquirir mayor intensidad, y las fuerzas que nos impulsen deben disminuir. Solo si manejamos las fuerzas podremos salir del Statu quo. Este análisis de campo forzado puede ser aplicado para ver las 2 caras de la moneda, para ver lo convexo y lo cóncavo.

Recordemos que sí nos quedamos siempre en un solo lado, perderemos el panorama completo. De nosotros dependerá el identificar que fuerzas favorables o desfavorables mantienen nuestro

comportamiento y cuales deben intensificarse para cambiar de posición y transformar nuestra realidad.

Árbol genealógico de una idea

Al analizar el árbol genealógico de una idea podremos la diferencia entre descubrir, inventar, crear e innovar. Primero el ser humano descubre el fuego en forma natural; luego crea diversas formas para obtenerlo (frotación de leñas o piedras). En 1680 R. Boyle descubre el fósforo, elemento químico que sirve para encender fuego pero es venenoso. En 1826, J. Walker inventa el primer fósforo de fricción, esto es, pequeñas varillas de madera mojadas en fósforo, que se encienden al ser frotadas sobre papel lija. Posteriormente, es innovado por una varilla que contiene cera, conocido luego como cerillo. Pensemos en una piedra que al ser lanzada a un lago de aguas calmas genera muchas ondas que se propagan en el agua. Los inventos totalmente originales o discontinuos son como esas piedras; en cambio los inventos continuos se parecen más a las ondas que se propagan por la piedra lanzada. Pongamos atención a las

ondas que en este momento se están propagando a nuestro alrededor o bien decidamos a lanzar una primera piedra.

Crear técnicas creativas

Las leyes del perfeccionamiento

Mientras exista insatisfacción, el mundo será perfectible a la luz de nuestros ojos. Pero ¿Cómo lograrl ¿de que manera podemos modificar, por ejemplo, las funciones o el diseño de un producto, ya sea para mejorarlo, incrementar sus beneficios o innovarlo?. Para ello haremos uso de las leyes del

perfeccionamiento las cuales son:

- Reducir ( disminuimos o minimizamos los elementos de un objeto).

- Amplificar (aumentamos el alcance de algo).

- Sustituir (cambiamos un elemento por otro que nos ofrezca mejores resultados).

- Intensificar (incrementamos la potencia de alguna función o elemento).

- Transferir (trasladamos la función de un objeto a otros contextos).

- Transformar (modificamos la forma de alguno de los elementos).

- Extrañar (convertimos algo que es familiar para todos, en algo extraño que luzca nuevo y diferente).

- Combinar (unimos dos objetos diferentes para integrarlos en una unidad).

Para aplicar creativamente nuestras leyes del perfeccionamiento será preciso que:

- Identificar el proceso o producto que se busca mejorar.

- Aplicar una o varias de estas leyes simultáneamente.

- Observar los cambios posibles.

- Elegir entre estos los que más se acercan al ideal buscado.

¿Que pasaría si…?

No hemos preguntado algún momento que pasaría si decidimos cuestionar todo y comenzamos a formular preguntas. Desde la primera vez que un niño pregunta ¿por qué?, nos obliga a mirar el mundo con nuevos ojos. Lamentablemente muchos maestros están más interesados en la repetición de respuestas que en el arte de formular preguntas. Una de las habilidades menos desarrolladas en nuestra formación es la de formular preguntas. Nos entrenaron para responder correctamente qué es y para que sirve; pero también para dejar de lado preguntas hipotéticas, conflictivas, abiertas, de apreciación, que encaucen o focalicen nuestros pensamientos, que nos permitan razonar.

Sobre estas bases, tendemos a creer que una buena pregunta es aquella que tiene una sola respuesta. Estas son las denominadas preguntas cerradas y con una sola respuesta se dan todo por concluido. Ejemplo, en el caso de una empresa surgen preguntas de este tipo como: ¿para que sirve este proceso?, ¿Por qué no funciona? o ¿Por qué no se logró?. Sin embargo existen otras preguntas que pueden darse tal como: ¿Qué pasaría si no pudiera utilizar más el proceso que se viene usando en la actualidad?, ¿Qué pasaría si este proceso fuera el único que tuviéramos en la empresa?, ¿Qué pasaría si el proceso estuviera totalmente automatizado? o ¿Qué pasaría si evaluáramos los logros diariamente?. Todas estas preguntas que nos hemos hecho son los llamados del tipo abierto, ya que son potenciales para generar búsqueda y descubrimiento, preguntas que nos brindan una oportunidad para hacer uso de todos nuestros recursos. ¿Qué pasaría si intentamos aplicar esta técnica a aquellas cosas que venimos haciendo de la

misma manera desde hace mucho tiempo?.

Ciencia sensual

Nadie objetar que cuando aprendemos lo hacemos con todo nuestro ser, esto es, con nuestra intuición, sensación, percepción, razón, emoción, estado de animo y motivación. No obstante, vemos que a la ciencia (fuente de aprendizaje y comprensión) se la reconoce por buscar el conocimiento exacto y razonado de ciertas cosas, sobre la base de estudios y resultados observables. El resto se dice que pertenece al campo de la intuición y de la subjetividad del que interpreta.

Mediante la aplicación de la técnica de la ciencia sensual es posible demostrar que a través de los

sentimientos se puede conocer otros aspectos de la realidad, sin dejar por ello de tomar en cuenta los conocimientos básicos necesarios para validar cualquier estudio.

En relación con el diseño de sistemas, objetos y productos, trataremos de concebir a cada uno de estos

como un sistema completo, con una serie de relaciones, emociones, necesidades, historia e incluso rituales, a fin lograra captar las "necesidades" del producto. Al buscar el sentimiento de las cosas, estaremos estimulando la intuición, ingrediente indispensable para crear. Y si logramos finalmente unir la lógica con la intuición, estaremos alcanzando esa síntesis mágica característica del verdadero creativo.

Cambiar, evolución creativa

En ciertos momentos de conflicto, la furia, la impotencia y el dolor consiguen alterar nuestro sistema nervioso, nuestros sentimientos y hasta nuestro espíritu. Pareciera que una fuerza mas poderosa que nosotros nos manipulara , para luego soltarnos en medio del camino, abatidos, sin equilibrio, sin futuro pero con pasado con hechos que nos llena de culpa. En ese caso, difícilmente asumimos la responsabilidad de haber perdido el Control, y Solemos culpar a todos nuestros antepasados, a la sociedad y hasta a las fuerzas del bien y del mal por nuestros actos. Cuando llegamos a este estado quedan relegados nuestros sentimientos de amor, se nublan nuestros valores y se pierde nuestra calidad de seres humanos. Los resultados generan arrepentimiento. Entonces queda la reflexión ¿No es recomendable recuperar el equilibrio, o mantener una actitud creativa o constructiva durante el ataque?.

Vivir en un espacio creativo

Así como el cuerpo refleja nuestro espíritu, una casa refleja el espíritu de quienes la habitan. El hogar es un lugar creado por las personas que la habitan, un lugar donde se fortalecen o desfiguran los valores, donde uno desarrolla o estanca sus potencialidades, donde se forman nuestras actitudes frente a la vida, por lo tanto es una responsabilidad crear un espacio estimulante para la creatividad de los miembros de la familia.

Hogar, valores

Cuando nuestros hijos crezcan no tendrán presente el tamaño de la casa en la que vivían o el coche que conducían sus padres, pero sí recordarán los valores con los que crecieron. Debemos hacernos la pregunta ¿qué posibilidades de desarrollo tiene cada miembro de la familia en cada espacio?, ¿hay espacios para aprender, para crear, para comunicarse?. El espacio donde uno vive debe cumplir con las funciones para las cuales ha sido creado, bien sean éstas el compartir socialmente con los demás, desarrollar la iniciativa y la creatividad o servir como lugar de descanso, serenidad y reflexión. Así pues, analicemos el tipo de relación que se establece entre los miembros de la familia, e identifiquemos luego cual es lugar integrador: la sala, cocina, jardín o dormitorio de los padres. En adición, cuáles son los lugares que generan independencia y cuales no cumplen su función, es decir lugares desérticos o escasamente utilizados. Debemos observar si contamos con espacios móviles o si contamos con espacios libres, con paredes blancos o paneles. Los espacios libres son fuente de energía y creatividad, porque en ellos se pueden construir, armar, desarmar o acomodarse.

Cambio en la escuela

Es frecuente encontrar alumnos que se aburren y duermen en el aula, y en algunos casos el profesor manifiesta que se debe a la poca motivación que tiene el alumno. Sin embargo, podemos decir que más bien se debe a que el salón de clase se ha convertido en un "espacio teórico" sin vida, donde las ideas, las iniciativas, los sentimientos, las inquietudes personales y las dudas pasan desapercibidas. Señalaremos 3 elementos que pueden ayudar a dar vida a ese especio muerto:

- Motivación-. No solo se debe saber cuan motivado se encuentra el alumno, sino que es preciso saber Cuan motivado se encuentra el profesor en cada clase que desarrolla. El profesor puede alimentar las inquietudes de sus alumnos con una permanente actitud de búsqueda de conocimiento o, por el contrario, cerrar las puertas de su Mente y con ello la posibilidad de transmitir conocimiento. Reabrir estas puertas es un acto necesario cuando se asume el rol de profesor. Es el profesor quien debe brindar al alumno los estímulos que le permitan motivarse, bien sea por la novedad del tema a tratar en clase, por la búsqueda de la verdad o por el deseo de clamar la incertidumbre.

- Comunicación-. Cuando en un aula se establecen claramente dos roles con fronteras tan delimitado como "ser profesor" y "ser alumno", el progreso se vuelve difícil. El proceso de aprendizaje no es un mero proceso de exposición, sino un espacio donde los mensajes conocimientos) deben ser procesados o construidos (a través de habilidades cognitivas o destrezas psicomotoras) por el profesor y el alumno

tantas veces como sea necesario para lograr el entendimiento. La comunicación genera fuertes vínculos entre las personas, siempre y cuando ambas partes establezcan una relación empática. Puesto que el aprendizaje es un proceso social, esta será una condición indispensable. El vinculo facilita el proceso de aprendizaje para ambas partes y, cuando ello ocurre, el espacio de aprendizaje se convierte en un autentico especio humano y por tanto creativo.

- Creatividad-. Si un profesor está motivado, desea comunicarse y crear estrategias creativas para enseñar y aprender, lo más probable es que el alumno se contagie de esa energía y sienta satisfacción por vivir una aventura intelectual. De otro lado, si el alumno logra descubrir por sí mismo el conocimiento, quedará para continuar con una búsqueda permanente. Quizá algún día llegue a ser un descubridor o un investigador.

- Cambio en la empresa-. Una cultura que fomenta la creatividad es generadora de grandes ideas y motiva grandemente a una organización. La capacidad creativa debe formar parte de la cultura de una empresa y no sólo del cuerpo de ejecutivos o del área de marketing, que tanto se reconoce como la más estratégica o creativa. ¿Cuántas veces nos ha pasado por la mente sencillas soluciones para grandes problemas, y no nos hemos atrevido a comunicarlas? Y a veces no hemos puesto en práctica por el pensamiento de que "

No es para esto que fui contratado, mejor hago lo que se me pide". Siempre recordemos que innovar significa, en principio, la actitud de no estar con forme con la realidad y el querer hacer mejor las cosas. Una persona autónoma llega a rendir más, pero para llegar alcanzar este nivel de independencia se necesita desarrollar "criterio" para tomar decisiones y para ello es preciso crear oportunidades. Una persona a la que no se le permite decidir, no lograra crear nada; sólo se limitará a responder.

El potencial creativo de una empresa puede llegar a se tan alto como la energía que genera una central hidroeléctrica para alumbrar una o varias regiones de un país. O puede permanecer tan bajo como la de un grupo electrógeno que apenas logra iluminar una casa. ¿Nos atrevemos a formalizar la innovación, es decir a instituirla? Para ello contamos con diversas posibilidades: desde crear un área que promueva el cambio de paradigmas hasta formular un presupuesto para la innovación, los imprevistos y

las necesidades de cambio. Sea como sea, en primer lugar hay que romper la idea que todo cambio o innovación tienen un alto costo económico. A veces el costo psicológico es mayor, pero si promovemos en verdad una cultura de la innovación, el costo tanto económico como psicológico será cada vez menor.

¡Atrevámonos!.

Gerencia del cambio

En los diferentes niveles de una organización hay cambios que involucran saltos radicales. Cambios en el giro del negocio por el ingreso de nuevos productos o servicios; cambios por reducción de personal o fusión de dos empresas; cambios en la estructura organizacional, en los sistemas administrativos; o cambios referidos a la adquisición de nuevas tecnologías. Todas estas decisiones son importantes y deberán ser planificados por la propia empresa, aun cuando respondan a causas externas, tales como regulaciones del gobierno, competitividad económica o nivel de desempeño. Tenemos que aprender, en nuestras organizaciones, a desarrollar nuevas habilidades creativas para enfrentar el cambio constante y lograr transformarnos en forma continua, en simultaneo con los avances tecnológicos y organizacionales.

El reto de la empresa de hoy no se reduce sólo a identificar la necesidad de cambio o atener el dinero para realizar nuevas inversiones, sino también a lograr que su personal se adapte sal cambio en forma constante proactiva, de modo que pueda seguir respondiendo con eficacia y creatividad. No es suficiente definir por escrito planes estratégicos y presupuestos: es necesario pensar en la gestión del cambio de la organización, en el proceso psicológico de transición que afectará a las personas.

Uno de los desafíos más grandes en nuestro tiempo es precisamente, enseñarle al trabajador que debe aprender aquello que ya creía saber o dominaba y, además, a aceptar que deberá mantenerse en permanente transformación, con una actitud abierta hacia las necesidades de este mundo cambiante. Según estudios efectuados por Cynthia Scott y Deniss Jaffe, el 83% de las personas siente miedo ante

una situación de cambio, en tanto que un 13% asume que está enfrentando una oportunidad para volver a aprender. Es natural sentir miedo ante lo desconocido, pero ésa debe ser sólo la primera etapa de un proceso de transición. Lo interesante es no quedarse en ese estado de miedo, sino superarlo hasta lograr la total adaptación. Todo depende de que queremos ver al enfrentar el cambio: lo que no podemos perder o lo que podemos ganar. Siempre se podrá aprender algo nuevo. Cambiar, en realidad, deberá significar lo mismo que aprender. Cada vez que aprendemos algo, nos renovamos. Todo aquello que se renueva esta vivo. Así pues ¡vivamos!.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Déjanos tu comentario

Lo + Visto en la Ultima semana

Lo + Visto en el Mes

Lo + Visto desde el 2011

Los 10 principios para los seguidores de Eureka

1. Mantén todos tus sentidos abiertos para percibir las realidades y las ilusiones.

2. Reúne muchos datos e información para el desarrollo de tu foco creativo.

3. Debes aplazar el juicio a las ideas que tengas.

4. Siempre debes elaborar muchas alternativas sobre una situación.

5. Ten presente otras posibilidades frente a un obstáculo.

6. Siempre gestiona ideas sin importar que suenen absurdas.

7. Debes Provocar tener siempre nuevas situaciones.

8. No rechaces ningún camino, primero debes explorarlo.

9. Las ideas que crees que no tienen sentido, son estimuladores para crear ideas que tengan sentido.

10. Trata de usar la Simplicidad, la complejidad solo atrasa la llegada de una solución.

Laboratorio Eureka
Déjanos tu comentario…

Para Fluir en nuestras actividades.

1. Hay metas claras en cada paso del camino.
2. Hay una respuesta inmediata a las propias acciones
3. Existe equilibrio entre dificultades y destrezas.
4. Actividad y conciencia están mescladas
5. Las distracciones quedan excluidas de la conciencia
6. No hay miedo al fracaso.
7. La autoconciencia desaparece
8. El sentido del tiempo queda distorsionado
9. La actividad se convierte en autotelica

Teoría de Abraham Maslow

La Actitud Creativa

Renunciar al pasado
Renunciar al futuro
Inocencia
Reducción de la conciencia
Perdida del ego
La fuerza inhibitoria de la conciencia (del si mismo)
Los temores desaparecen
Disminución de las defensas e inhibiciones
Fortaleza y coraje
Aceptación: la actitud positiva
Confiar frente a intentar, controlar, esforzarse
Receptividad taoista
Integración del conocedor B (frente a disociación)
Permiso para sumergirse en el proceso primario
Percepción estética en lugar de abstracción
Máxima espontaneidad
Máxima expresividad
Fusión de la persona con el mundo

8 formas en que las personas se auto actualizan o conductas merced a las cuales se alcanza la auto actualización

1. Concentración.
2. Decisión de crecimiento
3. Conciencia de sí mismo
4. Honestidad.
5. Juicio
6. Autodesarrollo
7. Experiencias cumbres
8. Supresión de los mecanismos defensivos del yo.