Gente buena y gente tóxica, energía negativa y sociedad insolidaria.


Con cierta regularidad escucho o leo a alguien quejarse de alguna de las tres cosas que menciono en el título: gente que no hace mas que hablar mal de su situación o la de otros, personas supuestamente envidiosas o resentidas, ciudadanía pasiva o egoísta.

Si el lamento es por escrito, suele ser un texto anónimo de vocabulario empalagoso, transmitido por correo o muro de red social y sembrado de faltas de ortografía, gramática o sintaxis que ninguno de los lectores que lo alaban o difunden tiene el detalle de corregir. Pocas cosas me irritan más.

Hay millones de personas que trabajan en negocios sin meter mano a la caja, sonriendo a clientes que no lo merecen o cubriendo los turnos que otros no pueden o no quieren hacer.
Otras miles han estudiado durante años o se han formado durante décadas para trabajar en investigación, sanidad, educación o defensa.

Hasta las frívolas artes están llenas de personas que renuncian a un sueldo fijo por el placer de, parafraseando a Tony Leblanc, entretener a la gente que realiza los trabajos "verdaderamente importantes" para que cuando vuelvan a ellos los puedan hacer mejor.

Hay miles de voluntarios que colaboran en cocinas económicas, Cáritas o Cruz Roja. Ser una de estas personas o rodearse de ellas está al alcance de cualquiera. Una característica de la sociedad de consumo es que, si algo no te gusta, se cambia. Nuestra vida incluida.

También está el asunto de la definición de "buena persona". Todos solemos tener una concepción generalmente positiva de nosotros mismos y de la gente más allegada a nosotros. De hecho, ellos tallan nuestra definición de "buena persona".

Pero volviendo a robar frases, "los matemáticos de primera gustan rodearse de matemáticos de primera, los de segunda, de matemáticos de tercera y así sucesivamente". Si no pertenecemos a la pequeña élite de extraordinaria generosidad, somos vulgares y muchas veces el instinto hace que nos rodeemos de una vulgaridad mayor.

El problema no es la sociedad, o que Fulanita sea "tóxica", "negativa" o "mala persona". El problema es la propensión a no querer entender a Fulanita, o a centrarse más en lo peor de ella que en la gente que merece admiración.

Es ver a un sanitario sobrecargado y leer mejor su indiferencia hacia ti que el cansancio que la genera.

Es ver un uniforme y hacer facha a un colectivo que se juegan el tipo acatando órdenes absurdas porque ha jurado lealtad a una patria que ha elegido como representante a un irresponsable.

O sin ir tan lejos, es sentir un desplate y asumir que lo que lo provoca son celos por nuestras virtudes antes que irritación por nuestros defectos.

O mirar al coche que se ha saltado las normas de circulación y chillar un "A dónde vas, Ayrton Senna" antes de dejar paso por si lo que le espera al final del trayecto es una desgracia.

El problema es el uso de la vulgaridad ajena, real o figurada, como narcótico para tolerar la propia.

Nuestras vidas se tejen de luces y sombras, momentos de genio, de crueldad, de torpeza. Deleita tus ojos en lo que te plazca pero, cuanta más tiniebla veas, más probable es que seas ciego.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Déjanos tu comentario

Lo + Visto en la Ultima semana

Lo + Visto en el Mes

Lo + Visto desde el 2011

Los 10 principios para los seguidores de Eureka

1. Mantén todos tus sentidos abiertos para percibir las realidades y las ilusiones.

2. Reúne muchos datos e información para el desarrollo de tu foco creativo.

3. Debes aplazar el juicio a las ideas que tengas.

4. Siempre debes elaborar muchas alternativas sobre una situación.

5. Ten presente otras posibilidades frente a un obstáculo.

6. Siempre gestiona ideas sin importar que suenen absurdas.

7. Debes Provocar tener siempre nuevas situaciones.

8. No rechaces ningún camino, primero debes explorarlo.

9. Las ideas que crees que no tienen sentido, son estimuladores para crear ideas que tengan sentido.

10. Trata de usar la Simplicidad, la complejidad solo atrasa la llegada de una solución.

Laboratorio Eureka
Déjanos tu comentario…

Para Fluir en nuestras actividades.

1. Hay metas claras en cada paso del camino.
2. Hay una respuesta inmediata a las propias acciones
3. Existe equilibrio entre dificultades y destrezas.
4. Actividad y conciencia están mescladas
5. Las distracciones quedan excluidas de la conciencia
6. No hay miedo al fracaso.
7. La autoconciencia desaparece
8. El sentido del tiempo queda distorsionado
9. La actividad se convierte en autotelica

Teoría de Abraham Maslow

La Actitud Creativa

Renunciar al pasado
Renunciar al futuro
Inocencia
Reducción de la conciencia
Perdida del ego
La fuerza inhibitoria de la conciencia (del si mismo)
Los temores desaparecen
Disminución de las defensas e inhibiciones
Fortaleza y coraje
Aceptación: la actitud positiva
Confiar frente a intentar, controlar, esforzarse
Receptividad taoista
Integración del conocedor B (frente a disociación)
Permiso para sumergirse en el proceso primario
Percepción estética en lugar de abstracción
Máxima espontaneidad
Máxima expresividad
Fusión de la persona con el mundo

8 formas en que las personas se auto actualizan o conductas merced a las cuales se alcanza la auto actualización

1. Concentración.
2. Decisión de crecimiento
3. Conciencia de sí mismo
4. Honestidad.
5. Juicio
6. Autodesarrollo
7. Experiencias cumbres
8. Supresión de los mecanismos defensivos del yo.