Todo el mundo es creativo




En mi vida cotidiana, cuando me preguntan a qué me dedico y contesto que al estudio de la creatividad en todos sus ámbitos, observo un cambio general en los rostros de quienes me lo preguntan. Los ojos se agrandan, las cejas se suben e incluso noto que su atención se acentúa enormemente. A partir de ahí intuyo que he ascendido de golpe en su particular escala de valores, que he empezado con buen pie. Esto, ciertamente, no lo hago con esa intención, sólo estoy describiendo la reacción más típica a la que me tienen acostumbrado.

Pero, veamos, ¿por qué ocurre esto? Eso es lo que me he estado preguntando yo casi desde que me empecé a interesar por este campo. Después de analizar las respuestas más usuales por todas las partes del mundo donde he viajado, he llegado a ciertas conclusiones, que una vez depuradas, reflexionadas y asentadas, me han dado la estructura básica para escribir un artículo como este.

Este artículo viene estructurado en dos partes diferenciadas. En la primera daré mis razones de por qué creo que todo el mundo es creativo, en la línea en la que va toda mi filosofía relacionada con este campo.

En la segunda, haré hincapié en que aunque todos poseamos la capacidad, no todos la desarrollamos igual ni desde luego, la utilizamos en nuestra vida diaria.

Todo el mundo es creativo

Cuando afirmo que todo el mundo es creativo, ni mucho menos le estoy restando importancia a la creatividad, tan sólo estoy dejando ver algo y es que la creatividad pertenece al hombre, de hecho, es el regalo más preciado que se nos ha concedido. Sin ella seguramente no estarías leyendo este artículo ni tampoco lo hubiera podido escribir yo. Te invito a que observes a tu alrededor, te detengas un momento en cualquier objeto y reflexiones sobre él. Todo lo ha inventado el hombre, y lo ha hecho por medio de la creatividad, ¿cómo si no?

Cualquier cosa viene por una idea y esa idea surge en el cerebro. Todos tenemos uno, por tanto, todos somos creativos. Soy consciente de que esto es una reducción bastante simplificadora de la realidad y debe ser matizada convenientemente, así que me explicaré mejor. Aunque la creatividad se ha buscado en todo el territorio cerebral, pienso que no se ha encontrado. Tres razones espero que ayuden a entender mi posición:

1-. Es verdad que se ha llegado a afirmar que el hemisferio derecho es nuestro hemisferio creativo, dejando al izquierdo la parte más analítica y seria del pensamiento. No dudo que esto no pueda ser cierto, pero según lo veo yo, la creatividad no es tan sólo eso. Las ideas, incluso las buenas ideas, puede que surjan de una mente más abierta, menos analítica y convencional, aunque no siempre es así. Pero incluso aceptando esta visión, debemos recordar que la creatividad no es sólo un proceso divergente siendo ésta tan sólo la primera fase del proceso creativo. Una vez las ideas han fluido es estrictamente necesario una parte analítica, más conservadora, más organizada, como lo es el hemisferio izquierdo, donde esas ideas frescas puedan asentarse para darles forma.

El pensamiento convergente debe ser el sucesor del divergente para que el proceso creativo sea íntegro y no se quede en una mera tormenta de ideas sin sentido. Como diría Fromm(1963) la primera fase es femenina, mientras la segunda, la del trabajo duro, es masculina. Este es un problema común entre los creativos que confían demasiado en su hemisferio derecho y desprecian el izquierdo.

Con todo esto quiero dar evidencia de que la creatividad necesita todo el cerebro para que se manifieste, no sólo una parte.

2-. Otra razón por la cual la creatividad no puede encontrarse en una zona concreta es porque existen tantas formas de creatividad como de inteligencia. El psicólogo Howard Gardner (1983,1993,1995) en su teoría de las inteligencias múltiples, propone que la inteligencia no es una entidad unitaria sino más bien una colección de ocho inteligencias diversas. Según esta perspectiva las personas pueden ser inteligentes de manera diversa. Por tanto un músico sería inteligente de un modo distinto a un escritor y éste lo sería a un arquitecto.

Por tanto, habría varias inteligencias y cada uno estaría más dotado en una de ellas. Aunque tengo mis críticas sobre esta teoría, me gusta para ejemplificar el caso de la creatividad. Tal como sugiere Gardner con la inteligencia, ocurre lo mismo con la creatividad, es decir,no existe sólo un tipo de creatividad.

Yo, al igual que Gardner, estoy de acuerdo en que no hay sólo un tipo, pero difiero enormemente en el número de ellas. Gardner nos da un número (ocho) para luego ir ampliándolo según va investigando, y sinceramente ya no sé ni por dónde va. Yo no cometeré tal imprudencia, a mi modo de ver, y no daré ninguna, no por miedo a equivocarme en el número, sino porque estoy convencido de que hay tantas como la mente quiera y desee. Si hubiera un número ya no estaríamos hablando de creatividad.

La creatividad se reinventa a sí misma y no deja de sorprendernos. Cualquier parte cerebral puede ser digna de esa chispa, de esa asociación de ideas, de esa curiosidad que hace falta para encender el fuego creativo. Cualquier estímulo puede ser recogido por nuestros sentidos, y debemos saber que existe una parte diferenciada en nuestro cerebro para recoger esos estímulos dependiendo de nuestro sentido receptor.

3-. Por último, la razón más importante de todas. Aquí es donde el experto respira tranquilo y el neófito se sorprende, pero allá va: la creatividad no puede ser encontrada en el territorio cerebral porque sencillamente no está. Y no es que no esté por nada concreto, no está porquela creatividad no es una cosa material, es un forma inteligente de pensar.

Y esto nos hace darnos cuenta de que al ser una forma inteligente de pensar, no puede estar reducida a un parte concreta, y por tanto necesita de todo el cerebro para poder cumplir con todo el proceso creativo.

Creativo vs creador

Algo que ciertamente debemos tener claro es la gran diferencia que hay entre ser creativo y ser creador.

Como he ido exponiendo a lo largo de esta primera parte, todo el mundo es creativo en mayor o menor medida, pero de ahí a que la gente utilice esa capacidad para realmente crear, dista bastante. Crear algo, no es sencillo. Y no lo es porque ya no requiere únicamente creatividad, sino que otras variables como la constancia, el esfuerzo o la motivación intrínseca, entran en este apasionante juego para complicar aún más todo el proceso.

Y es que el hecho de crear algo requiere mucho trabajo mental, tanto es así que emociones, actitudes, conexiones de conceptos o la memoria, se añaden a la creatividad para poder hacerlo. Por tanto decir que alguien es muy creativo no equivale a que esa persona pueda crear algo. Una buena idea no es más que eso hasta que se trabaja con ella y pasa por todo el proceso creativo.

La primera chispa, la idea novedosa, sólo es el principio de un largo recorrido. Por eso, hay más gente creativa que creadores. La diferencia, como decía Picasso, es el trabajo que hay detrás de esa idea. Y no todo el mundo está dispuesto a ello.

AsÌ que en conclusión parece que todo el mundo tiene la capacidad de crear, es una capacidad innata, pero el cerebro se vuelve cómodo a causa de los hábitos de la vida cotidiana. Por eso tenemos que romper esos moldes y trabajar esa creatividad en cualquier área de nuestra vida. El simple hecho de reflexionar por qué hacemos algo o por qué pensamos esto toda la vida, puede que nos lleve a reflexiones diferentes y con ello a territorios hasta ahora inexplorados por nosotros. Con la imaginación podemos ir a donde queramos, ¡y gratis! A ver quién dice luego que para viajar hace falta mucho dinero.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Déjanos tu comentario

Lo + Visto en la Ultima semana

Lo + Visto en el Mes

Lo + Visto desde el 2011

Los 10 principios para los seguidores de Eureka

1. Mantén todos tus sentidos abiertos para percibir las realidades y las ilusiones.

2. Reúne muchos datos e información para el desarrollo de tu foco creativo.

3. Debes aplazar el juicio a las ideas que tengas.

4. Siempre debes elaborar muchas alternativas sobre una situación.

5. Ten presente otras posibilidades frente a un obstáculo.

6. Siempre gestiona ideas sin importar que suenen absurdas.

7. Debes Provocar tener siempre nuevas situaciones.

8. No rechaces ningún camino, primero debes explorarlo.

9. Las ideas que crees que no tienen sentido, son estimuladores para crear ideas que tengan sentido.

10. Trata de usar la Simplicidad, la complejidad solo atrasa la llegada de una solución.

Laboratorio Eureka
Déjanos tu comentario…

Para Fluir en nuestras actividades.

1. Hay metas claras en cada paso del camino.
2. Hay una respuesta inmediata a las propias acciones
3. Existe equilibrio entre dificultades y destrezas.
4. Actividad y conciencia están mescladas
5. Las distracciones quedan excluidas de la conciencia
6. No hay miedo al fracaso.
7. La autoconciencia desaparece
8. El sentido del tiempo queda distorsionado
9. La actividad se convierte en autotelica

Teoría de Abraham Maslow

La Actitud Creativa

Renunciar al pasado
Renunciar al futuro
Inocencia
Reducción de la conciencia
Perdida del ego
La fuerza inhibitoria de la conciencia (del si mismo)
Los temores desaparecen
Disminución de las defensas e inhibiciones
Fortaleza y coraje
Aceptación: la actitud positiva
Confiar frente a intentar, controlar, esforzarse
Receptividad taoista
Integración del conocedor B (frente a disociación)
Permiso para sumergirse en el proceso primario
Percepción estética en lugar de abstracción
Máxima espontaneidad
Máxima expresividad
Fusión de la persona con el mundo

8 formas en que las personas se auto actualizan o conductas merced a las cuales se alcanza la auto actualización

1. Concentración.
2. Decisión de crecimiento
3. Conciencia de sí mismo
4. Honestidad.
5. Juicio
6. Autodesarrollo
7. Experiencias cumbres
8. Supresión de los mecanismos defensivos del yo.