Cambio Personal: 5 formas de superarte si te sientes atrapado y sin sentido.



Supongo que os sonarán estas palabras: "No sé qué hacer", "vivo en la monotonía", "mi vida no me llena", "no veo el sentido a todo ésto", o como dicen en mi tierra: "me va como el culo".

Este tipo de sensaciones o pensamientos han crecido en los últimos tiempos.

Todos tenemos el poder y la capacidad de seguir adelante sin importar los obstáculos que encontremos. Tenemos el poder, porque tenemos la capacidad de elegir en cada momento lo que hacemos, lo que pensamos y lo que queremos ser.

Pero el dichoso cerebro a veces hace una especie de cortocircuito que nos deja una visión muy poco clara. Llegado ese punto, hay que tomarse un tiempo para formatear el sistema y cambiar nuestra forma de pensar, ver la situación y la vida en general.

Qué hacer cuándo te quedas atrapado, atascado o [Insertar palabra...].

En primer lugar, no debemos seguir haciendo las mismas cosas. Hay que dejar de ser prisionero de los viejos hábitos, y probablemente de nuestro círculo habitual.

Y para ello vamos a contar con algunos consejos de Marc Chernoff, administrador de Marc and Angel, un excelente "motivador realista" en cuyos consejos me voy a inspirar para esta publicación. (Leer: De esta forma, el fracaso te conduce al éxito).

Lo bueno de la vida es que cada noche, cuando vas a dormir y despiertas por la mañana, es un nuevo día. Ayer ya se fue, y el nuevo día es tuyo. Tú lo dominas y le das forma. Cada día es un nuevo día lleno de posibilidades y oportunidades. Así que recuerda:

1. Sentirse atrapado es un sentimiento, no un hecho.

Cuando nos sentimos atrapados, normalmente nuestro primer instinto es buscar fuera de nosotros mismos alguien o algo a quién culpar. Pero tu vida es tu responsabilidad. Si va bien o va mal, tú has creado esa situación con tus aciertos o tus errores.

Por tanto, hay que intentar dejar de centrarse en la percepción de la situación externa, y comenzar a centrarse en la forma que tenemos de ver las cosas y cómo cambiar esa percepción sobre nosotros mismos, porque en realidad, cuando nuestra vida no está bien encaminada, en el fondo, creo que todo el mundo sabe que es el responsable de su propia situación.

Y cuando se cambia la forma de pensar y ver las cosas, tenemos la oportunidad de cambiar nosotros mismos, y por tanto cambiar nuestro entorno.

2. Las malas noticias de ayer, no las vivas hoy.

No se puede tener un mejor hoy si sigues centrado en los problemas de ayer. Lo que debería haber hecho, lo que podría haber sido, lo que podría haber tenido, lo que tuve y perdí... la mayoría de las personas usan erróneamente esa información del ayer.

Los problemas del ayer no deberían ser una carga hoy, sino un aprendizaje añadido con ciertas cosas que no debemos volver a repetir. Eso es la resiliencia.

Un matrimonio fracasado, un trabajo perdido, un negocio cerrado o tres polvos no echados. Todo se soluciona de la misma forma. Desecha las frustraciones de ayer y gasta esa energía en fabricar una nueva vida en la que puedas incluir todo lo que no tuviste o lo que perdiste. Porque hoy es un nuevo día, una nueva semana, un nuevo comienzo.

3. Es hora de hacer un cambio, probablemente radical.

Sentirse atrapado es fallar en las 3 preguntas más básicas sobre la felicidad: "1. ¿Me gusta lo que hago?, ¿me gusta dónde vivo y con quién vivo?, ¿soy feliz?.

Como alguien dijo alguna vez: "Si no te gusta tu vida, cámbiala. Tú no eres un árbol".

Leer: ¿Cómo cambiar radicalmente tu vida?

4. No va a ser fácil, pero al final merecerá la pena.

La mayoría hacemos las mismas cosas durante mucho tiempo. Es lo que llamamos hábitos, y son muchos de esos hábitos los que nos han provocado el "atasco". Por tanto, cuando queremos cambiar, en primer lugar debemos cambiar muchos de nuestros hábitos.

Y ahí comenzaríamos una etapa de transformación que en ocasiones conllevaría un sacrificio hasta que los nuevos hábitos sustituyan a los antiguos. Puede que te sientas incómodo al principio, pero más incómodo te sentirás si permaneces atrapado.

¿Qué hábitos adquirir? - Aquí tienes 25 hábitos de las personas de éxito + 20 hábitos diarios para mejorar tu vida. Traza un plan para el cambio de los hábitos que quieres adoptar.

En tus manos está el convertirte en la persona que quieres ser.

5. Vamos dejando las excusas.

Como se suele decir: "el que quiere llegar busca caminos; el que no quiere llegar, busca excusas". Sólo hay una persona que puede detener tu crecimiento y progreso. Esa persona eres tú misma. Tú eres tu mejor aliado o tu peor enemigo.

Entre las causas más comunes que impiden a las personas alcanzar sus metas, se encuentran el miedo al fracaso o la pereza. Todo el mundo tiene una excusa. ¿Cuál es la tuya?. Ahora deshazte de ella. Ya estás curado :-)

Leer: sencillos pasos para alcanzar tus metas

Tú puedes cambiar

No hay que olvidar que el crecimiento real, el cambio real, siempre se produce de dentro hacia fuera. Para cambiar cualquier situación, en primer lugar debemos cambiar primero nosotros mismos. Y para cambiar nosotros mismos, en primer lugar debemos cambiar nuestra forma de pensar, nuestra forma de actuar, y sobre todo nuestros hábitos.

Pero tampoco hay que olvidar, aunque seamos repetitivos en este punto, que la felicidad en la vida no es un destino, sino un viaje. Es decir, no alcanza la felicidad aquella persona que ha logrado sus metas y cumplido sus objetivos, sino que se han cumplido nuestros objetivos porque la persona ha sabido usar y apreciar aquello que tenía para conseguir lo que deseaba.

La vida es una aventura, y por tanto hay que intentar hacerla divertida, pues estamos para vivir la vida, no para sufrirla.

Y por último, míralo de este punto de vista:

Cuando una persona se encuentra atrapada o atascada, es señal de que ha llegado a un callejón sin salida en su vida, a una especie de pozo, donde en ocasiones ya sólo podemos dar pasos hacia delante. Como decía el mismo Warren Buffett: "a veces para salir de un pozo, es tan sencillo como dejar de cavar".

Pero quédate con un claro mensaje, y es que tu vida depende de ti. El control de tu vida es tuyo, y podrás llegar tan lejos como estés dispuesto a llegar. Pero este propósito requiere de sacrificios y cambios. ¿Estás dispuesto a cambiar?.

Por A.Carlos González

La ecuación de Lewin y cómo nos afecta en nuestros hábitos.


Antes de Kurt Lewin, la mayoría de expertos en el campo de psicología del comportamiento pensaban que los hábitos y las acciones de una persona eran únicamente un resultado del tipo de persona que era, y no del medio ambiente en el que se encontraba en ese momento.

Hoy día sabemos que los comportamientos de las personas pueden variar considerablemente según el tipo de ambiente en el que los pongamos. Para ello, Lewin creó esta ecuación que le hizo famoso, y que es totalmente aplicable a nuestros hábitos.

De hecho, en esta ecuación puedes encontrar todo lo que necesitas saber para construir buenos hábitos, deshacerte de los malos y seguir avanzando en la vida a nivel de salud, felicidad y construcción de riqueza.

La fórmula viene a decir que las características personales de una persona (P), interactúan con los factores ambientales del grupo (E) y de sus miembros, y la situación provoca una conducta (B).

Dicho de otro modo, en muchos casos, el entorno va a dominar tu vida y tu comportamiento más allá de tu propia personalidad. Un entorno equivocado puede anular o disminuir tu fuerza de voluntad para cualquier cosa que te propongas.
Así mismo, rodearte de personas inteligentes, te hace más inteligente. Rodearte de fumetas, aumenta la probabilidad de que acabes siendo un fumeta.
Si estás comenzando un negocio, rodearte de personas negativas o mediocres, hará que tu empresa cierre o sea mediocre.

No tienes el control de tu vida hasta que no comienzas a controlar tu vida.

Parece obvio, pero no lo es. Para mejorar nosotros mismos, no sólo debemos cambiar nuestra forma de pensar, sino que debemos cambiar nuestro entorno. En el momento que seas el más inteligente de una habitación y sigas únicamente rodeándote de las personas que hay en esa habitación, tu crecimiento se ha acabado.

En el momento que has tocado techo en una empresa, tu carrera laboral, se ha acabado.

 Por tanto, para avanzar en la vida, en el trabajo y en la felicidad, la (E) debe cambiarse, aumentarse y mejorar su calidad, pues ello se sumará a la (P) y cambiará nuestra conducta por completo. De ahí viene la importancia de rodearse de personas que siempre nos aporten algo positivo. Personas que sumen, y que nunca nos resten.

Construcción de hábitos: romper los malos y cambiarlos por los buenos.

Cuando se están construyendo hábitos hay que contar con algo llamado "la arquitectura de la elección". Partimos de la base de que los malos hábitos son más fáciles y cómodos que los buenos hábitos.

De hecho, el hábito más sencillo de adquirir es la pereza, pues consiste en no hacer nada.

Es por eso que consiste en dificultar al máximo posible los malos hábitos y facilitar los buenos. Por ejemplo, si estás a dieta y no quieres comer tarta de chocolate, te será más fácil no caer en ese mal hábito si no tienes tarta de chocolate en tu casa.

Del mismo modo, si quieres ser una persona más segura y lanzada, el tener en tu círculo "ambiental" a personas lanzadas, te ayudará a convertirte en aquello de lo que estás rodeado.

Si quieres tener éxito como emprendedor, no te ayudará el hecho de pasar tiempo con personas perezosas o fumetas, mientras que pasar tu tiempo con otros empresarios puede hacer de trampolín al adquirir conocimientos que de otra forma no podrías.

Un ex-drogadicto tiene un 100% de posibilidades de recaer en la droga si se rodea de las mismas personas que le introdujeron en la droga, independientemente de su voluntad, mientras que alejarse de este mundo, y aplicando la fuerza de voluntad, aumenta sus posibilidades de éxito a la hora de abandonar este hábito. Aplicable a cualquier campo.

Tu medio ambiente también lo forman las noticias a las que estás expuesto.

Mucho cuidado con las noticias que consumes, pues aunque no lo creas, el empacho de noticias negativas puede anular tu fuerza de voluntad para darle forma a tus proyectos.

Si tienes pensado abrir un negocio propio, y escuchas que el 80% de ellos están fracasando, podría segar tu fuerza de voluntad. No hay nada de malo en conocer la cifra oficial de fracasos de nuevas empresas, siempre y cuando no te centres únicamente en ella. Esa cifra te debería servir para estar alerta de que hay peligro. Pero ahora, céntrate en cómo lo hizo el otro 20% para tomar nota, y dónde falló el 80% para no fallar de la misma forma.


¿Tenemos mentalidad fija o mentalidad de crecimiento?

Hay una enorme diferencia entre estos tipos de mentalidades que normalmente no nos paramos a analizar.

Cuando usamos una mentalidad fija, aprovechas unas habilidades concretas (fijas) para conseguir un propósito.

Cuando usas la mentalidad de crecimiento, partes de la base de que puedes mejorar, aprender y construir nuevas habilidades sobre esos talentos que ya dispones.

El secreto del éxito no se encuentra en ser un experto, sino en ser un eterno aprendiz. Recuerda eso.

En resumen: Si quieres controlar tu propia personalidad, deberás controlar, y en muchos casos cambiar, el entorno en el que pasas la mayor parte del tiempo. Si no te gusta tu vida, cámbiala. Tú no eres un árbol (Warren buffett).

La magia de pensar en grande de David Schwartz: 6 comportamientos exitosos.



Hoy hablamos del libro de David J. Schwartz ‘La magia de pensar en grande’, texto altamente motivador que nos ayuda a pensar más allá de donde estamos acostumbrados.

Los pensamientos pequeños llevan a resultados pequeños, mientras que únicamente al Pensar En Grande lograremos tener grandes resultados llegando a obtener la satisfacción y el éxito que buscamos, dejando de entrar en el miedo y evitando así el fracaso.

Debido a la longitud del artículo, lo he dividido en dos partes. Próximamente recibirás la segunda y última parte del artículo sobre este interesantísimo y motivador libro.

1. Cree que puedes tener éxito y lo tendrás

El éxito significa seguridad económica, poder dar a los tuyos lo mejor, una casa fantástica y prosperidad personal. Significa ganar prestigio en lo social y libertad en los negocios. Es respeto por ti misma/o, encontrar más satisfacción en la vida y poder hacer más por los demás. Obtener el éxito es la meta en la vida. Tips que te ayudarán a conseguirlo:
Piensa en el éxito, no en el fracaso. Pensar en el éxito condiciona tu mente para crear planes que propicien el éxito, te ayuda a pensar en grande.
Recuerda periódicamente que eres mejor de lo que crees ser. Las personas exitosas suelen ser personas normales que han aprendido a creer en sí mismas.
Cree en grande. La grandeza de tu éxito determina la grandeza de tu creencia. Piensa en grandes metas y lograrás grandes éxitos. Acostúmbrate a creer y pensar en grande.

2. Cúrate a ti misma/o de la ‘excusitis’, enfermedad del fracaso

Detrás de cada fracaso se encuentra la enfermedad de la ‘excusitis’ en forma avanzada. Cuanto más exitosos somos, menos excusas damos. Estas son las cuatro formas en que se manifiesta la ‘excusitis’:

A) - Es que no tengo buena salud. La mala salud se utiliza como excusa del fracaso frente a lo que deseamos. Siéntete agradecida/o de la salud que tienes.

B) - Y sin embargo tienes la capacidad de lograr el éxito. El 95% de la gente que nos rodea sufre ‘excusitis’ de inteligencia traducida en ‘yo no tengo la capacidad de’. La diferencia entre los afortunados y los que no lo son está en la diferencia del manejo del pensamiento. Aquí van tres maneras de curar la ‘excusitis’ de la inteligencia:
Nunca subestimes tu propia inteligencia, ni sobreestimes la inteligencia de los demás. Descubre tus talentos superiores.
Mis actitudes son más importantes que mi inteligencia. Busca las razones por las que sí puedes hacerlo, nunca por las que no podrás, y crea el hábito de pensar en grande.
Recuerda que la habilidad de pensar es mucho más valiosa que la habilidad de memorizar. Utiliza tu mente para crear y desarrollar ideas, mejores formas de hacer las cosas.

C) – No funciona. Soy demasiado viejo, o demasiado joven. Es la ‘excusitis’ de la edad. Remedios para contrarrestar la ‘excusitis’ de la edad:
Mira tu edad actual de manera positiva. Practica buscar nuevos horizontes y ten el entusiasmo y las sensaciones de la juventud.
Calcula los años de vida productiva que te quedan. Recuerda que a una persona de 40 años le queda cerca del 60% de su vida productiva.

D) – Pero mi caso es distinto… Yo atraigo la mala suerte. Las personas que alcanzan la cima en cualquier profesión, llegan hasta ahí porque tienen la mejor actitud, y usan su buen juicio en hacer una labor esmerada y sobresaliente.

Remedios para contrarrestar la ‘excusitis’ sobre la suerte:

Acepta la ley de causa y efecto. Observa más detenidamente lo que considerabas buena suerte de alguien, y encontrarás preparación, planificación y actitud positiva.
No seas ilusa/o. No malgastes tu energía soñando con una manera fácil de lograr el éxito. Concéntrate en desarrollar las cualidades que te harán ser ganador/a.

3. Construye la confianza y destruye el miedo

El miedo es real, es el enemigo número uno del éxito. El miedo impide aprovechar las oportunidades, agota la energía física, produce enfermedades y te cierra la boca cuando quieres hablar.
La acción vence el miedo. Define bien tu miedo, y encuentra la acción constructiva que lo venza. La inacción reafirma el temor y destruye la confianza.
Haz un esfuerzo supremo para poner sólo pensamientos positivos en tu banco de memoria. No permitas que los pensamientos negativos hacia ti misma/o crezcan hasta convertirse en monstruos mentales. No recuerdes hechos y situaciones desagradables.
Considera a la gente desde la perspectiva adecuada. Recuerda que las personas tenemos muchas semejanzas, muchas más que las diferencias que podamos tener. Fórmate una idea equilibrada de los demás, recuerda que son seres humanos.
Acostúmbrate a hacer lo que tu conciencia te dicte. Esto previene el complejo de culpabilidad. Hacer lo correcto es muy práctico para lograr el éxito.
Intenta que todo lo que tiene que ver contigo exprese: ‘Siento confianza, me siento verdaderamente confiada/o’. Practica técnicas sencillas a diario, como sentarte hacia delante, establecer contacto visual, caminar un 25% más rápido, hablar alto y sonreír mucho.

4. Cómo pensar en grande

A) – Usa palabras y frases animosas, positivas y joviales para describir lo que sientes. Di que te sientes maravillosamente cada vez que tengas oportunidad, y empezarás a sentirte cada vez más maravillosamente.
B) – Usa palabras y frases positivas, amables y favorables para describir a otras personas. Sé muy cuidadosa/o para evitar el lenguaje despectivo e hiriente.
C) – Utiliza lenguaje positivo para orientar a los demás. Elogia a otros cuando tengas oportunidad. Un elogio hecho con sinceridad es una puerta para el éxito.
D) – Usa palabras positivas para contarle planes a los demás. Promete triunfo y verás miradas refulgentes. Promete victorias y conseguirás apoyo.
No te vendas barata/o. No te auto-devalúes, concéntrate en tus ventajas. Eres mejor de lo que crees. Recuerda pensar en grande.
Utiliza el lenguaje de las personas que generalmente suelen pensar en grande. Usa palabras de ánimo, esperanzadoras, alentadoras. Usa palabras que den esperanza, felicidad y placer.
Ensancha tu visión; visualiza lo que puede ser, no lo que es. Valora más las cosas, a la gente y a ti misma/o.
Hazte una idea grandiosa de tu trabajo. Piensa que tu trabajo actual es importante, ya que tu próximo ascenso depende en buena parte de tu actitud hacia tu trabajo actual.
Piensa más allá de los aspectos triviales. Centra tu atención en los objetivos importantes. Antes de involucrarte en algo, pregúntate ¿en realidad merece la pena?

5. Cómo pensar y soñar creativamente

El pensamiento creativo consiste en encontrar nuevas y mejores formas de hacer las cosas.

Cree que puedes hacerlo. Cuando crees que puedes hacer algo, tu mente encuentra la forma de hacerlo. Elimina de tu mente y de tu vocabulario las palabras ‘imposible’, ‘no se puede’, ‘no tiene sentido intentarlo’…
No permitas que la tradición paralice tu mente. Ábrete a las nuevas ideas, experimenta, prueba nuevas estrategias.
Pregúntate a diario cómo puedes hacerlo mejor. No hay límites para la mejora personal.
La capacidad es un estado mental. La combinación de éxito en los negocios es: haz mejor lo que haces y haz más de lo que haces.
Crea el hábito de preguntar y escuchar. Pregunta y escucha, y tendrás elementos para tomar decisiones juiciosas. Recuerda que la gente grande principalmente escucha, mientras la gente pequeña principalmente habla.
Amplía tus horizontes. Déjate estimular. Busca personas que puedan ayudarte a concebir nuevas ideas, nuevas formas de hacer las cosas. Rodéate de gente con distintas profesiones e intereses sociales.

6. Tú eres lo que piensas que eres

Ten una apariencia importante. Esto contribuye a que tengas la actitud de ser importante. Tu apariencia te habla. Asegúrate de que te levanta el ánimo y te da confianza. Asegúrate de que lo que dices sea ‘he aquí una persona importante, inteligente, próspera y confiable’.
Piensa que tu trabajo es importante. Así recibirás señales mentales de cómo hacer mejor tu trabajo.
Ten una charla estimulante contigo misma varias veces al día. Haz un ‘anuncio’ para venderte a ti misma. Entrénate en pensar en grande.

Autora: Marta Morón

Lo + Visto en la Ultima semana

Lo + Visto en el Mes

Lo + Visto desde el 2011

Para Fluir en nuestras actividades.

1. Hay metas claras en cada paso del camino.
2. Hay una respuesta inmediata a las propias acciones
3. Existe equilibrio entre dificultades y destrezas.
4. Actividad y conciencia están mescladas
5. Las distracciones quedan excluidas de la conciencia
6. No hay miedo al fracaso.
7. La autoconciencia desaparece
8. El sentido del tiempo queda distorsionado
9. La actividad se convierte en autotelica

Teoría de Abraham Maslow

La Actitud Creativa

Renunciar al pasado
Renunciar al futuro
Inocencia
Reducción de la conciencia
Perdida del ego
La fuerza inhibitoria de la conciencia (del si mismo)
Los temores desaparecen
Disminución de las defensas e inhibiciones
Fortaleza y coraje
Aceptación: la actitud positiva
Confiar frente a intentar, controlar, esforzarse
Receptividad taoista
Integración del conocedor B (frente a disociación)
Permiso para sumergirse en el proceso primario
Percepción estética en lugar de abstracción
Máxima espontaneidad
Máxima expresividad
Fusión de la persona con el mundo

8 formas en que las personas se auto actualizan o conductas merced a las cuales se alcanza la auto actualización

1. Concentración.
2. Decisión de crecimiento
3. Conciencia de sí mismo
4. Honestidad.
5. Juicio
6. Autodesarrollo
7. Experiencias cumbres
8. Supresión de los mecanismos defensivos del yo.