Dispara el desarrollo de tu potencial con el Efecto Pigmalión


Solodel rey la convirtió en humana. Nace así el Efecto Pigmalión.
Aplicado a nuestra vida, el Efecto Pigmalión es el proceso mediante el cual las expectativas o creencias que depositemos en una persona, modificarán su comportamiento haciendo que cumpla dichas expectativas. En psicología también es conocido como “Profecía Autocumplida”.

“Trata a una persona tal y como es y seguirá siendo lo que es; trátala como puede y debe ser y se convertirá en lo que puede y debe ser”. Goethe.
si creemos que podemos conseguir algo lo conseguiremos”

La Leyenda del Rey Pigmalión


Pigmalión era un rey que vivía en Chipre y tenía una gran afición a la escultura. Cuenta la mitología griega que  entre las obras que creó, había una que sobresalía por encima de las demás. Era la estatua de una mujer tan bella, que rozaba la perfección y de la que el rey se había enamorado locamente. Tanto pidió a los dioses que esta se convirtiera en una mujer real, que Afrodita conmovida por el deseo

 

Aplicaciones del Efecto Pigmalión

Este efecto se ha estudiado y puede aplicarse en casi todos los ámbitos. El ejemplo más conocido es el de un estudio psicológico que se realizó en un colegio. A un grupo de profesores se les hizo creer que una serie de alumnos (elegidos al azar) habían sacado puntuaciones más altas que el resto en unos de test de inteligencia, por lo que estos tendrían mejores resultados. Lo curioso del estudio, es que unos meses después se comprobó que estos alumnos efectivamente habían tenido mejor rendimiento y buenos resultados. Los maestros habían creado grandes expectativas para esos alumnos, de tal forma que  su comportamiento se enfocó en que estos destacaran. Los alumnos a su vez, recibieron esas expectativas y condicionados por ellas, aumentaron su rendimiento.

También se puede aplicar a las empresas. Existe otro estudio en el que se designó un cargo de responsabilidad a un trabajador no cualificado para el puesto y las expectativas tanto de los jefes como de los compañeros hicieron que esa persona no solo desarrollase bien su nuevo trabajo sino que incluso promocionase más aún en la empresa. De la misma manera, existen gerentes que tratan a sus empleados de una forma que hace que estos trabajen muy por debajo de sus posibilidades, bajando considerablemente la productividad de la empresa.

El ámbito familiar también está plagado de ejemplos. El más típico es el de: “mi hijo fulanito es muy bueno, serio, responsable, etc.; en cambio mi otro hijo menganito es un vago, travieso,…”.  Inconscientemente estaremos creando unas expectativas para cada hijo que sin duda alguna se reproducirán en el futuro y por desgracia confirmarán nuestras predicciones.
El campo de los deportes tampoco es ajeno a este efecto. Es importantísimo para un deportista de alto nivel el poder desarrollar sus capacidades al máximo y de ahí la importancia que tiene la psicología y el coaching en este campo.
Y no deja de ser curioso el Efecto Placebo que se produce en Medicina. ¿Por qué muchas veces si nos dan un placebo y nos dicen que es un medicamento conseguimos una mejora en nuestros síntomas? La respuesta es simple: el resultado es bueno porque viene de una persona en la que confiamos en temas de salud y además, tenemos unas expectativas depositadas en que los fármacos nos curan de ciertas enfermedades.

Nuestro éxito está condicionado a las expectativas

Es increíble que las expectativas que los demás tengan hacia nosotros, pueden condicionar nuestro éxito o fracaso en nuestros objetivos. Cuando alguien nos alienta, nos motiva y realmente cree en nosotros, nos empapamos como esponjas de esas creencias y pisamos el acelerador y no descansamos hasta alcanzar el objetivo. Realmente somos sensibles y permeables a las expectativas de otros, de forma que condicionan nuestras acciones.
De la misma manera, nosotros podemos ejercer un Efecto Pigmalión (EP) sobre las personas que nos rodean y favorecer que estos se desarrollen plenamente en sus objetivos vitales. Es un arma muy poderosa, pero también tiene un doble filo: al igual que un EP positivo puede ser altamente beneficioso, un EP negativo puede dar al traste con las ilusiones y limitar enormemente el potencial de una persona.

Te invito a reflexionar sobre lo siguiente:
¿Cuántas veces has tenido alguna “gran idea” y al comunicársela a algún ser querido este te ha influido con sus expectativas negativas? No digo que toda gran idea deba ser llevada a cabo y que no sea bueno una crítica externa antes de embarcarnos en un proyecto, pero muchas veces las personas ejercen sobre nosotros un EP negativo, que hace que nos desanimemos y no cumplamos nuestros objetivos. En la mayoría de los casos lo hacen de forma involuntaria, pero el efecto es igual de devastador.

El Efecto Turbo sobre tu Potencial

Llegados a este punto, me llama la atención una cosa: al igual que todos nacemos con un potencial “X” limitado por nuestros genes, nunca lo desarrollaremos completamente si no contamos con alguien (otra persona o nosotros mismos) que produzca un Efecto Pigmalión sobre nosotros. Por eso creo que es de vital importancia que si no somos capaces de “AutoPigmalionizarnos”, nos rodeemos de personas positivas que tengan fe en nuestras capacidades y que produzcan este efecto sobre nosotros.
Por otro lado, cuanto más alto nos ponemos el listón en cualquier objetivo mejores resultados sacamos.  Quizás sea el momento de subirnos un poco el listón de nuestras metas para aumentar así nuestro rendimiento.

Y por último, debemos de ser conscientes de que podemos tener un Efecto Pigmalión más o menos grande en otras personas, por lo que debemos aprender a usarlo de forma positiva para ayudarles a desarrollar todo su potencial.
Todas estas reflexiones han hecho que este blog tome su nombre de este fenómeno y mi intención es que ejerza sobre tí un Efecto Pigmalión (positivo), ya que nace de la creencia de que todos nacemos con un gran potencial a desarrollar y que podremos conseguirlo si tenemos las herramientas suficientes. Sólo nos falta descubrir cuáles son y cómo utilizarlas.

Has conseguido llegar hasta el final del artículo, lo que demuestra que ha sido de tu interés y por lo menos he conseguido despertar tu curiosidad. Te pido un último favor: deja un comentario sobre tus impresiones o experiencias y  anima el debate. De tus comentarios nos beneficiamos todos.
¿Han ejercido sobre tí o ejerces un Efecto Pigmalión sobre los demás?  ¿Eres sensible o susceptible al poder de este efecto? ¿Eres capaz de “AutoPigmalionizarte”? ¿Cómo lo consigues?  ¿Quién es tu pigmalión

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Déjanos tu comentario

Lo + Visto en la Ultima semana

Lo + Visto en el Mes

Lo + Visto desde el 2011

Para Fluir en nuestras actividades.

1. Hay metas claras en cada paso del camino.
2. Hay una respuesta inmediata a las propias acciones
3. Existe equilibrio entre dificultades y destrezas.
4. Actividad y conciencia están mescladas
5. Las distracciones quedan excluidas de la conciencia
6. No hay miedo al fracaso.
7. La autoconciencia desaparece
8. El sentido del tiempo queda distorsionado
9. La actividad se convierte en autotelica

Teoría de Abraham Maslow

La Actitud Creativa

Renunciar al pasado
Renunciar al futuro
Inocencia
Reducción de la conciencia
Perdida del ego
La fuerza inhibitoria de la conciencia (del si mismo)
Los temores desaparecen
Disminución de las defensas e inhibiciones
Fortaleza y coraje
Aceptación: la actitud positiva
Confiar frente a intentar, controlar, esforzarse
Receptividad taoista
Integración del conocedor B (frente a disociación)
Permiso para sumergirse en el proceso primario
Percepción estética en lugar de abstracción
Máxima espontaneidad
Máxima expresividad
Fusión de la persona con el mundo

8 formas en que las personas se auto actualizan o conductas merced a las cuales se alcanza la auto actualización

1. Concentración.
2. Decisión de crecimiento
3. Conciencia de sí mismo
4. Honestidad.
5. Juicio
6. Autodesarrollo
7. Experiencias cumbres
8. Supresión de los mecanismos defensivos del yo.